Prensa en alemán: gas lacrimógeno contra los más desesperados | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 22.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Prensa en alemán: gas lacrimógeno contra los más desesperados

La prensa en alemán volvió su mirada hacia las imágenes, que dieron la vuelta al mundo, de la violenta represión en Guatemala de la caravana de migrantes de Honduras. La crisis del oxígeno en Manaos fue otro tema.

"Emigrar no es un crimen"

El diario Neues Deutschland ofrece una entrevista con Jordan Rodas, procurador de derechos humanos de Guatemala, tras la brutal disolución de la caravana de migrantes procedente de Honduras. Acá un extracto de la entrevista: 

"Neues Deutschland: Usted estuvo en El Florido, en la frontera entre Honduras y Guatemala, y pudo hablar con migrantes de Honduras, pero también con la Policía de Guatemala, sobre la violenta represión de la caravana procedente de Honduras. Las imágenes dieron la vuelta al mundo. ¿Se avecina una nueva catástrofe humanitaria?

Jordan Rodas: Las imágenes son estremecedoras. Por supuesto, la Policía y los militares tienen una tarea que hacer, pero han vulnerado masivamente los derechos de estas personas, que estaban de paso por Guatemala para dirigirse a Estados Unidos. Por ese motivo, quisiera pedir disculpas a las hermanas y hermanos hondureños, porque el propio Gobierno de Guatemala no lo ha hecho hasta el momento. Emigrar no es un crimen, sino un derecho, y este derecho se les negó a estas personas en la frontera de Guatemala aplicando una violencia masiva que no puede ser justificada.

Neues Deutschland: La caravana partió porque hay una gran esperanza de que la política migratoria estadounidense cambie con el mandato de Biden. ¿Comparte usted esta esperanza?

Jordan Rodas: Sí, soy optimista en ese asunto. Por supuesto que no habrá una política de puertas abiertas, pero volverán a observarse los derechos humanos, al menos eso espero. Nosotros aquí en Centroamérica también debemos hacer nuestra tarea. Nuestras sociedades, marcadas por el racismo, la corrupción y la desigualdad generan migraciónn y eso debe cambiar. En ese sentido, espero que haya nuevos parámetros en la cooperación con EE. UU.: el combate contra la corrupción debería ser una condición central. Espero que Joe Biden ponga bien alto en su agenda la lucha contra la corrupción en Centroamérica."

Gas lacrimógeno contra los desesperados 

El periódico Süddeutsche Zeitung se ocupa  de la caravana de migrantes y ahonda en las razones de la migración centroamericana: "Existe la esperanza de que el nuevo presidente estadounidense termine con la política de cero tolerancia hacia los migrantes. En el mejor de los casos, es posible que personas que viven indocumentadas en EE. UU. obtengan permiso de residencia, permiso de trabajo, o incluso la ciudadanía estadounidense. Pero, al mismo tiempo, es muy improbable que los Estados Unidos anulen en el futuro cercano los acuerdos cerrados con países como México o Guatemala para que frenen a los migrantes en sus territorios. A la vista de la actual situación, el presidente de Guatemala pidió al vecino Honduras que contenga a las caravanas de migrantes. Allí se espera un esclarecimiento del violento proceder de la Policía de Guatemala. El Gobierno de Honduras dijo al respecto que emigrar es un derecho humano."

Ver el video 01:55

Gas lacrimógeno para frenar la caravana de migrantes

Por su parte, el rotativo Frankfürter Allgemeine Zeitung analiza la migración centroamericana hacia Estados Unidos y las perspectivas de la futura política migratoria de la administración Biden: "Los Estados Unidos no están preparados para una avalancha de caravanas de migrantes, al menos todavía no. En la frontera se acumulan las solicitudes de asilo porque faltan jueces especializados en la materia. Biden dijo hace poco que una nueva orientación de la política migratoria llevaría como mínimo medio año. Biden está tan interesado como su predecesor en detener y disolver lejos al sur las futuras caravanas de migrantes. Para ello necesita a México. Como Biden no va a amenazar a México, deja lugar a López Obrador para hacer reclamos. López Obrador ya tanteó esa opción en los últimos días diciendo que perseguirá una 'política de buena vecindad', pero que no quiere ser tan 'sumiso e irresponsable' como sus antecesores en lo concerniente a la soberanía de su país. El mensaje es claro: López Obrador cooperará, siempre y cuando Washington no se inmiscuya en temas como la criminalidad organizada, la corrupción, los derechos laborales o el medioambiente". 

Manaos lucha por respirar

El diario Süddeutsche Zeitung también comenta la dramática situación de la pandemia en la ciudad de Manaos: "La metrópoli brasileña está al borde de la catástrofe: desde hace semanas se eleva la curva de infecciones y el sistema de salud ha colapsado. En las plantas de cuidados intensivos ya no hay camas libres y falta incluso el oxígeno para los pacientes graves. Los medios locales hablan de personal médico que trata, desesperado, de mantener con vida a los pacientes con respiración manual. 'Esto que yo he vivido hoy, no hubiera podido soñarlo ni en mis peores pesadillas', dijo una médica desesperada a una emisora de noticias". 

Ver el video 02:12

Manaos al borde del colapso por la segunda ola

El matutino suizo Neue Zürcher Zeitung también dedica un espacio a la crisis sanitaria en Manaos: "El caos se debe a la nueva y potente subida de infecciones. El gobernador del estado de Amazonas declaró en una rueda de prensa que el uso de oxígeno en hospitales había subido de una media de 15.000 metros cúbicos por día hasta 76.000. (…) Según el médico intensivista Ribeiro Pereira, ahora el estado de salud de los pacientes es más crítico que en la primera ola. 'El virus se muestra más agresivo', dice varias veces, y lamenta que el sistema de salud no haya aprendido de la primera ola. (cp)

 

DW recomienda