Premier ruso descarta que sanciones vayan a ser levantadas | Europa | DW | 22.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Premier ruso descarta que sanciones vayan a ser levantadas

A pesar de la llegada de Donald Trump al poder en EE.UU., Dmitry Medvedev sostuvo que Moscú espera que las medidas económicas contra su país sigan “por mucho tiempo”.

Aunque en todo el mundo se esperaba que, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, las relaciones entre Washington y Moscú se distendieran, las señales ofrecidas en las últimas jornadas parecen ir en sentido opuesto. A la confirmación de que no habrá una reunión entre Vladimir Putin y su contraparte estadounidense en el corto plazo, este domingo (22.01.2017) se sumaron las declaraciones del primer ministro ruso, Dmitry Medvedev (en la foto).

La autoridad dijo que Rusia espera que las sanciones impuestas por Occidente con motivo de la presunta colaboración de Moscú con los separatistas en Ucrania seguramente seguirán vigentes "por mucho tiempo”. En declaraciones ante seguidores del partido Rusia Unida, Medvedev añadió que "no podemos cifrar nuestras esperanzas en otros países” y que "es tiempo de acabar con la ilusión de que las sanciones serán levantadas”.

"Es evidente que éstas estarán vigentes por mucho tiempo. No confiemos en la elección de alguien, en la llegada de nuevos líderes extranjeros”, sostuvo ante los seguidores del partido gobernante, cuando conversaban sobre temas relacionados con la agricultura. Según un reporte del Ministerio ruso de Desarrollo Económico, a comienzos de 2016 las pérdidas generadas por esta medida ascendían a los 25 mil millones de euros para Rusia.

Diferencias profundas

La aparente nueva mirada que Donald Trump ofrece sobre Rusia y su simpatía recíproca con Putin han elevado las expectativas en el país sobre un eventual término de las sanciones. Sin embargo, autoridades rusas han advertido que las diferencias entre ambas potencias son más profundas que meras divergencias entre gobernantes y no van a desaparecer de la noche a la mañana.

Cabe recordar que tanto Estados Unidos como la Unión Europea impusieron las sanciones en 2014, como respuesta a la presencia rusa en Ucrania y a la anexión de Crimea. Esto ha desembocado en una crisis económica de la que Rusia no ha podido salir, la que se ha visto agravada por la baja en los precios de diversos productos de exportación, como por ejemplo el petróleo.

DZC (AFP, AP)

DW recomienda

Publicidad