Portugal: miles protestan contra políticas de austeridad | Europa | DW | 26.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Portugal: miles protestan contra políticas de austeridad

Movimiento “Al diablo con la troika” exige la dimisión del primer ministro. Pedro Passos Coelho. Se anuncian nuevas manifestaciones y hasta una huelga general.

Mientras en algunas reuniones de gobernantes se habla de que Europa sale de la crisis y avanza a paso firme a recuperar la senda del crecimiento, en las calles de algunos países la sensación parece ser otra. Eso sucedió este sábado (26.10.2013) en Lisboa y otras ciudades de Portugal, donde miles de personas salieron a protestar contra las políticas de austeridad impuestas por el Ejecutivo.

La convocatoria fue realizada por el colectivo “Al diablo con la troika” con el objetivo de manifestar su repudio a las medidas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea para sacar de la crisis económica a todos los países que cayeron en recesión, entre ellos Portugal, Grecia, España e Irlanda.

Además de Lisboa, la protesta tuvo eco en ciudades como Oporto, donde unas 2.000 personas se plegaron a la solicitud que exige también la dimisión del Gobierno que, a juicio de los organizadores, al seguir las instrucciones de la troika, ha empobrecido a la población, desmantelado los servicios públicos, recortados los salarios y las pensiones y aumentado la deuda pública.

“Es hora que el Gobierno se vaya”

En Lisboa, en tanto, un grupo también cercano a las 2.000 personas marchó hasta la puerta del Parlamento, donde los gritos de “es hora de que el Gobierno se vaya” y “asesino, asesino” fueron los más vitoreados. El Ejecutivo liderado por el primer ministro de centro derecha Pedro Passos Coelho ha debido enfrentar en los últimos meses una serie de problemas, entre ellas la dimisión de algunos de sus ministros.

Esta manifestación tuvo un precedente masivo también el pasado fin de semana, cuando cientos de miles de personas salieron a las calles de Lisboa para mostrar su descontento con el gobierno por los recortes más duros registrados en el país desde 1977. Y ya se anunció para el 1 de noviembre, el día en que se realizará la primera lectura de los presupuestos del Estado, otra protesta e incluso se amenaza con la posibilidad de una huelga general.

La difícil situación de su sector bancario obligó al gobierno luso a acudir en 2011 a los fondos de rescate de la Unión Europea (UE). Portugal recibió un paquete de ayuda de 78.000 millones de euros de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Como contrapartida, el régimen se comprometió a emprender una dura política de austeridad que ha llevado a Portugal a registrar el tercer año en recesión consecutivo y a unas tasas de desempleo récord de cerca de un 17 por ciento.

DZC (dpa, Europa Press)

Publicidad