¿Por qué Italia y Grecia están exentos de las sanciones aplicadas por Estados Unidos a Irán? | El Mundo | DW | 08.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

¿Por qué Italia y Grecia están exentos de las sanciones aplicadas por Estados Unidos a Irán?

Desde el 5 de noviembre de 2018 las nuevas sanciones estadounidenses contra Irán están en vigor. Pero Grecia e Italia, entre otros países, gozan de excepciones y se les permite seguir comprando petróleo iraní. ¿Por qué?

Plataforma israelí de gas en el Mediterráneo

Plataforma israelí de gas en el Mediterráneo

China, Taiwán, India, Turquía, Japón y Corea del Sur son otros de los países que sí podrán comprar petróleo iraní durante los próximos 180 días. El objetivo del embargo de petróleo es privar a Irán de su mayor fuente de ingresos, y así estrangular su economía. Por otro lado, el abastecimiento del mercado mundial debe asegurarse para evitar un súbito aumento de los precios, debido a una posible escasez. La administración de Trump se apoya en su aliado Arabia Saudita, el archienemigo de Irán, que podría garantizar el suministro con una expansión masiva de su producción de petróleo.

Mike Pompeo, secretario de Estado de los EE. UU., justificó las excepciones a favor de ocho países con presuntas "circunstancias específicas", sin explicarlo. Para Eugen Weinberg, jefe de análisis de materias primas del Commerzbank, la selección de estos países no es una coincidencia, ya que son "los ocho mayores compradores de petróleo iraní".

Aunque Pompeo había anunciado recientemente que no se deberían hacer excepciones para Europa, sorprendentemente se agregaron Italia y Grecia. Una decisión extraña, toda vez que no hay reportes de negociaciones, como con los demás países.

¿Qué hay detrás?

La inclusión de Italia en la lista podría explicarse por la cercanía entre los Gobiernos de Roma y Washington. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha elogiado las políticas económicas de Trump, y autodeclaró a su país el "interlocutor privilegiado" de Washington en Europa. La preferencia de Italia para continuar abasteciéndose con petróleo de Irán podría, por otro lado, ahondar aún más las diferencias entre Roma y Bruselas sobre la disputa presupuestaria.

Según Eni, el consorcio petrolero y energético con sede en Roma, dicho grupo italiano "no está activo en Irán, por lo tanto, las ventajas del trato preferencial por parte de Washington son limitadas”, dijo a DW. Sin embargo, la undécima compañía industrial más grande de Italia agregó que "está analizando si el petróleo iraní podría proporcionar una mayor flexibilidad al sistema de suministro de crudo”.

¿Y por qué Grecia?

La respuesta a por qué Grecia aparece incluida en la lista de preferidos podría estar en un campo de gas natural en el Mediterráneo. Un campo de gas que podría ser útil para que Israel aumente su independencia en el sector energético, e incluso se convierta en un importante exportador de gas natural.

Un desarrollo que también le interesa a Estados Unidos, el socio israelí más importante. El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, espera un acuerdo sobre un gasoducto planeado a principios de 2019. El gasoducto "East Med Gas Pipeline”, de 2.000 kilómetros de longitud, deberá conectar a Israel con Chipre, Italia y Grecia, y transportará entre nueve y doce mil millones de metros cúbicos al año. Un proyecto respaldado por la compañía griega de gas natural DEPA y el grupo energético italiano Edison.

Uno de los grandes ganadores de las nuevas sanciones podría ser el archienemigo de Irán, Arabia Saudita. El Reino saudí es el único país que cuenta con la capacidad de reserva para compensar la falta de petróleo iraní. En una entrevista con la agencia de noticias rusa Tass, el ministro saudita de Energía, Khalid al-Falih, afirmó que Arabia Saudita estaría preparada para aumentar la producción a 12 millones de barriles por día (un barril equivale a 159 litros). Aún no está claro por cuánto tiempo el mayor exportador mundial de la OPEP - con una exploración actual de 10.68 millones de barriles por día - podría aumentar su propia producción.

Perdedores, compradores y ganadores

El cartel de la OPEP monitoreará muy de cerca en qué medida disminuye la producción de petróleo iraní. ¿Se trasladarán los negocios al mercado ilegal, como ya ocurrió tras las sanciones impuestas a partir de 2008?  o ¿se doblegarán las empresas para evitar las "severas sanciones"? 

No se sabe cómo podrían ser identificados y castigados los compradores de petróleo iraní "ilegal”. El Estado iraní funge como vendedor oficial en la Bolsa de Energía, abierta el pasado octubre en Teherán, que quiere evadir las sanciones estadounidenses prometiendo a sus clientes el anonimato de la compra. En cuanto al efecto político, este podría ser contrario a lo que intenta Trump: siempre las sanciones han fortalecido a las figuras de línea dura en Teherán.

En cualquier caso, el precio del petróleo no se ve afectado, por el momento. Es más, el precio del Brent del Mar del Norte bajó a mediados de la semana, y actualmente ronda los 72 dólares por barril. Sin embargo, los analistas de JP Morgan calculan que el riesgo aumentará el precio a 90 dólares para fin de año. Por último, Rusia y Venezuela, que dependen particularmente de los ingresos del negocio petrolero, deberían sentirse satisfechos.

(jov/cp)

DW recomienda