¿Por qué Alemania no prohíbe el Hizbulá? | Alemania | DW | 02.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

¿Por qué Alemania no prohíbe el Hizbulá?

El Gobierno alemán ha negado los informes según los cuales ha adoptado una prohibición general de la milicia libanesa. ¿Es Hizbulá demasiado influyente para que Berlín lo prohíba?

Berlin | Demonstrationen zum Al-Kuds-Tag (picture-alliance/dpa/W. Kumm)

Contra-manifestación al Día de Al-Kuds, Berlín, 2016

Según dejaron claro unánimemente varios ministerios federales, no existe una decisión de prohibir el brazo político de Hizbulá en Alemania. De esta manera, los representantes del Gobierno contradijeron un informe de la revista alemana Der Spiegel, la cual afirmaba que el ministerio de Asuntos Exteriores y los ministerios de Asuntos Interiores y Justicia habían acordado prohibir el funcionamiento de la milicia chií libanesa en Alemania. Estados Unidos había pedido esta prohibición en septiembre.

Según dijo un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, apoyado por su ministro Heiko Maas, Alemania "toma todas las medidas apropiadas y efectivas (…) contra las maquinaciones criminales y terroristas de Hizbulá". De hecho, el brazo militar de la milicia en Alemania lleva mucho tiempo prohibido, pero el político no. ¿Cómo encaja esto?

La historia de Hizbulá

Hizbulá fue fundada en 1982 durante la guerra civil libanesa como una coalición de milicias chiíes. Debe sus orígenes esencialmente a la Guardia Revolucionaria iraní, que en los años siguientes los apoyaron con entrenamiento y armas en la lucha contra Israel, cuyo ejército había ocupado el sur del Líbano.

Al-Kuds Berlin Anti-Israel Demonstration Palästinenser 25.07.2014 (picture-alliance/dpa)

Participantes del Día de Al-Kuds 2014 en Berlín. Al fondo los emblemas de Hizbulá.

Debido a su red de instituciones sociales, Hizbulá es particularmente popular entre la población chií empobrecida en Beirut y el sur del Líbano. Su reconocimiento allí también se basa en el hecho de que obligó al ejército israelí a retirarse del Líbano en 2000. Su imagen como defensora nacional significó que se le permitiese, después del final de la guerra civil en 1990, mantener sus armas.

En Alemania, Hizbulá es especialmente visible durante el "Día de Al-Kuds", proclamado por Irán. Los convocados exigen la llamada "liberación" de Jerusalén de los ocupantes "sionistas", en otras palabras, Israel.

En Alemania, como en la mayoría de los otros estados de la UE, solo el brazo militar de Hizbulá está prohibido; su brazo político está permitido. Una prohibición completa en toda la UE fracasó en Bruselas, principalmente debido a la resistencia de Francia. Hace unos años, una asociación de donación de Hizbulá fue prohibida en Alemania.

Consecuencias de la prohibición de relaciones con el Líbano

Es probable que la prohibición de Hizbulá ejerza presión sobre las relaciones con el Líbano, ya que la organización ha estado representada en la Asamblea Nacional Libanesa desde 1992 a través de su brazo político. De las elecciones parlamentarias en 2018, Hizbulá salió con 13 mandatos. Esto lo ubica con alrededor del diez por ciento de los parlamentarios libaneses. En la coalición formada por el primer ministro Hariri, hasta su renuncia en octubre de este año, la organización estuvo representada con tres cargos ministeriales.

Proteste im Libanon (Reuters/A. Taher)

Hombre fuerte en el Líbano: el líder de Hizbulá Hassan Nasrallah

De este modo, la prohibición de Hizbulá también sería una afrenta para cualquier Gobierno futuro libanés en el que estuviera representada la organización. El Gobierno se vería al menos parcialmente criminalizado y difícilmente estaría preparado para aceptar eso. Dado que Hizbulá también tiene lazos más estrechos con el régimen mulá en Teherán, una prohibición también podría afectar las relaciones entre Alemania e Irán. No obstante, no estaría claro qué peso asignaría el liderazgo en Teherán a tal prohibición. Especialmente ahora durante el relanzamiento del embargo de Estados Unidos, en la que Irán depende de las buenas relaciones con Alemania y la Unión Europea.

Impacto de la prohibición dentro de Alemania

Si se llegara a una prohibición, todas las actividades de Hizbulá serían ilegales en Alemania. La bandera de la milicia libanesa, un rifle verde sobre fondo amarillo, ya no podría mostrarse más en público. En tal escenario, no se puede descartar que Hizbulá fundase una organización sucesora. Sin embargo, eso tendría que llevar un nombre diferente, perdiendo una parte importante, si no la más importante, de su "marca" con considerable fuerza de propaganda.

Por otro lado, la prohibición no debería cambiar mucho la visión de los partidarios de Hizbulá en el mundo. Cambiar a sus simpatizantes sería el verdadero desafío. De todas formas, los partidarios de Hizbulá ya se enfrentan oficialmente al Gobierno federal: "La lucha contra la violencia política o religiosa y la violencia extremista están incluidas en las tareas de política de seguridad", señala el documento de estrategia del Gobierno Federal sobre prevención del extremismo y promoción de la democracia. "Pero para la seguridad de las personas en nuestro país también están estipulados servicios preventivos que fortalecen la acción democrática y medidas que inhiben los procesos de radicalización. Solo si las medidas orientadas a la seguridad, preventivas y prodemocráticas van de la mano, la lucha contra todas las formas de extremismo y democracia tendrá éxito".

Iran Demonstration 40 Jahre Islamische Republik (IRNA)

Los 40 años de revolución iraní, también celebrada en el Líbano. Manifestación de Hizbulá en febrero de 2019

Sin embargo, una prohibición crearía la base legal para un accionar más fuerte contra Hizbulá. "Hizbulá se financia con el crimen, el desguace de automóviles, el lavado de dinero, Alemania es un refugio para ellos, en el que solicitaron fondos", citó el Frankfurter Rundschau en junio de este año al diputado del CDU del Bundestag Marian Wendt, que aboga por una prohibición completa de la organización. Hizbulá no es solo propaganda, es una organización militar-terrorista, altamente criminal, el periódico continúa citando al parlamentario. Según  Wendt, una prohibición traería beneficios. Por ejemplo, sería posible evitar transferencias y pagos de renta o limpiar las estructuras y redes de clanes.

El Informe de 2018 sobre la Protección de la Constitución también se ocupa de Hizbulá en dos frentes, aunque no lo acusa de delitos concretos o violaciones de la ley. Sin embargo, el documento reza: "Hay que considerar que el 'Hizb Allah' continuará planificando acciones terroristas contra Israel o los intereses israelíes fuera del Medio Oriente. En Alemania, los seguidores del 'Hizb Allah' mantienen la cohesión organizativa e ideológica entre otros en las asociaciones locales de mezquitas, que se financian principalmente a través de donaciones".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 12:36

El reportero - Protestas en Líbano: las mujeres al frente

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema