Policías bolivianos siguen en huelga por bajos salarios | América Latina | DW | 04.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Policías bolivianos siguen en huelga por bajos salarios

Los uniformados exigen una mejora en sus sueldos, pero el gobierno del presidente Evo Morales ofrece incrementos solamente a partir de 2015.

Por segundo día consecutivo, al menos un millar de policías se niegan a salir de sus regimientos en Bolivia, en señal de protesta para lograr una mejora salarial. Este viernes (04.07.2014), el sargento Javier Quispe, dirigente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Clases y Policías, dijo que esperaban dialogar, aunque no descartaban “otras medidas” de presión.

La protesta ha tenido eco en distintas regiones del país, pero su epicentro se encuentra en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), ubicada apenas a 200 metros de la sede del gobierno, el Palacio Quemado, y encargada de actuar en caso de disturbios. Los agentes piden que el salario se nivele en un mínimo de 301 dólares, a lo que se debiera sumar un bono de 57,4 dólares que reciben mensualmente y que pretenden fusionar con su sueldo.

“Esto no es indisciplina, la indisciplina los que (la) ocasionan son el alto mando policial y el gobierno”, sostuvo Quispe, quien aseguró que sus camaradas no pueden vivir con 300 dólares de salario mensual. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que es posible entregar mejoras salariales, pero a partir de 2015. La autoridad lamentó la manifestación policial y dijo que el gobierno no dialogaría.

“Queremos respuestas”

La tarde de este viernes, los dirigentes policiales dialogaron con el alto mando de la institución, pero no se ve una solución a las diferencias al menos en el corto plazo. Las esposas de los funcionarios apoyan a sus maridos mediante huelgas de hambre. Además, algunos amotinados y sus parejas recorrieron la Plaza Murillo, donde la Presidencia y el Parlamento cerraron sus puertas momentáneamente, sin que se produjeran incidentes.

“La Policía quiere una respuesta ya, no quiere enfrentamientos y quiere ir al diálogo para (buscar) esa solución”, dijo uno de los policías, encapuchado, en conversación con la agencia de noticias EFE. El gobierno considera “injusta” la huelga policial, pues entre 2006 y 2013, bajo el mandato de Evo Morales, el presupuesto para salarios de los agentes de seguridad ha crecido un 172 por ciento. Además, el Ejecutivo asegura haber mejorado también las condiciones de trabajo de los funcionarios.

DZC (dpa, EFE)