Policía de Hong Kong concluye asedio a universidad | El Mundo | DW | 29.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Policía de Hong Kong concluye asedio a universidad

Los agentes de seguridad aceptaron desbloquear el campus de la Politécnica, tras la insistencia de las autoridades académicas.

La policía de Hong Kong concluyó este viernes el asedio de casi dos semanas de la Universidad Politécnica, con la retirada de todos los agentes que rodean el campus, un día después de haber descubierto armas dentro de las instalaciones, como cócteles molotov, arcos y sustancias químicas.

Las fuerzas de seguridad entraron el jueves en la universidad por primera vez desde que comenzó el asedio, para retirar objetos peligrosos y recolectar pruebas en el campus. "Después, entregaremos el campus a la universidad. La Policía querría reiterar que no toleraremos ningún tipo de actividades violentas o ilegales", dijo temprano un jefe policial.

Durante la operación, que se desarrolló en dos días, la policía descubrió cerca de 4.000 cócteles molotov, cientos de botes de gas lacrimógeno y cientos de botellas de sustancias químicas, incluyendo ácido sulfúrico, que se cree que fueron obtenidas por los manifestantes atrincherados de los laboratorios del campus.

También se encontraron arcos, flechas y catapultas, aunque no se halló a ningún manifestante.

Proteste in Hongkong | Polizei

La policía de Hong Kong se preparaba para reabrir el campus universitario después de bloquearlo durante 12 días para tratar de frenar a los manifestantes escondidos dentro.

La retirada de la policía llegó tras reiteradas llamadas por parte de la dirección de la Politécnica, que exigía que las fuerzas de seguridad desbloqueasen el campus, dado que la mayoría de los manifestantes se habían marchado del complejo, situado en el distrito costero de Hung Hom, en Kowloon.

El asedio comenzó el 17 de noviembre, cuando manifestantes antigubernamentales se enfrentaron de forma violenta con la policía en Hung Hom. Muchos de ellos huyeron a la Politécnica, donde quedaron atrapados después de que la policía pusiera el campus bajo asedio y decidiese detener a cualquiera que saliera del complejo.

Los que se quedaron se negaban a marcharse por miedo a ser acusados de revuelta -un delito que conlleva una pena máxima de diez años de cárcel según la legislación hongkonesa- y a ser reducidos de forma violenta por los policías.

La retirada de los agentes pone fin a un episodio dramático de este movimiento de protesta, que comenzó en junio y ha provocado la cólera de los hongkoneses que lo apoyan, así como del mundo académico.

jc (efe, ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 42:35

Hong Kong votó: ¿una lección para Pekín?

DW recomienda

Publicidad