Policía alemana detiene vacunación ilegal de un médico afín a la ultraderecha | Europa al día | DW | 29.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Policía alemana detiene vacunación ilegal de un médico afín a la ultraderecha

La Policía alemana detuvo a un médico multimillonario, seguidor de la ultraderecha del AfD, que quería aplicar una vacuna desarrollada por él mismo.

Winfried Stöcker, médico y donante del partido alemán de ultraderecha AfD.

Winfried Stöcker, médico y donante del partido alemán de ultraderecha AfD.

La Policía alemana detuvo este domingo (28.11.2021) una campaña de vacunación ilegal en el aeropuerto de Lübeck (norte del país), propiedad de un médico multimillonario, Winfried Stöcker, reconocido seguidor y donante de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Stöcker se proponía administrar una vacuna desarrollada por él mismo, no autorizada, informa el diario sensacionalista Bild sobre la operación policial, que se desarrolló durante el fin de semana.

A la oferta se habían presentado unos 150 ciudadanos, medio centenar de los cuales habían recibido ya el preparado cuando la Policía interrumpió la operación.

Winfried Stöcker quiso vacunó ilegalmente a ciudadanos con su propia vacuna.

Winfried Stöcker quiso vacunó ilegalmente a ciudadanos con su propia vacuna.

La vacunación se llevó a cabo en una dependencia del aeropuerto, cuyo tráfico aéreo no resultó afectado.

Stöcker, médico y empresario, es el propietario de ese aeropuerto y desde 2020 está desarrollando una vacuna propia.

Es una figura controvertida, conocida además por sus simpatías o cercanía a la ultraderechista AfD, a la que en 2019 hizo un donativo de 20.000 euros, según el diario Die Welt.

A través de su blog ha incidido en las campañas contra la acogida de refugiados. En 2015 llamó a "derribar" a la canciller Angela Merkel, en medio de la crisis migratoria que llevó a Alemania a casi un millón de peticionarios de asilo. (EFE).