Poderosos empresarios peruanos presos por caso Odebrecht | América Latina | DW | 05.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Poderosos empresarios peruanos presos por caso Odebrecht

Se les acusa de haber coordinado de manera "subrepticia" con Odebrecht para entregar sobornos y adjudicarse los tramos II y III de la Carretera Interoceánica Sur durante el Gobierno de Alejandro Toledo.

Peru Richter Richard Concepción Carhuancho in Lima (picture-alliance/ZUMAPRESS/GDA/El Comercio)

El juez Richard Concepción Carhuancho.

Cuatro empresarios peruanos fueron recluidos este lunes (04.12.2017) en una cárcel común de Lima por presuntos delitos de colusión y lavado de activos, actividades vinculadas a la firma brasileña Odebrecht.

El juez Richard Concepción Carhuancho ordenó este lunes los 18 meses de prisión preventiva contra José Graña Miro Quesada y Hernando Graña Acuña, de la firma Graña y Montero; Fernando Camet Piccone, de la empresa JJCamet; y Fernando Castillo Dibós, de la compañía ICCGSA.

Un quinto empresario, Gonzalo Ferraro Rey, también de Graña & Montero, la mayor constructora del Perú, quedó privado de la libertad pero en una clínica, donde es tratado por cáncer.

En su resolución, Concepción Carhuancho consideró que los empresarios habrían coordinado de manera "subrepticia" con Odebrecht para entregar sobornos y adjudicarse los tramos II y III de la Carretera Interoceánica Sur durante el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Concepción Carhuancho tomó la decisión ante la aparente fortaleza de pruebas presentadas por el fiscal anticorrupción Hamilton Castro.

Castro explicó que las empresas socias de Odebrecht en la construcción de dos tramos de la Carretera Interoceánica cedieron parte de sus utilidades a Odebrecht como compensación por el soborno de 20 millones de dólares que supuestamente entregó a Toledo.

"Odebrecht pagó la coima, pero las empresas peruanas compensaron ese gasto luego", afirmó el fiscal antes de agregar que "se ha determinado con pericias contables que estas empresas cedieron más de 41 millones de soles de sus utilidades bajo la facha de riesgos adicionales".

"Eso equivale a 15 millones de dólares", enfatizó.

Las tres empresas, que acompañaron continuamente a Odebrecht y a otras firmas brasileñas como socios para contratos en el Perú, niegan a través de sus representantes que hayan sido informados de maniobras dolosas para obtener las construcciones.

El encarcelamiento de los empresarios, que llegaron esposados al lugar a la prisión, concentró la atención de los peruanos, debido al poderío que se les atribuye, en especial a José Graña, un multimillonario de 72 años que además es co-dueño del principal conglomerado mediático del país, el Grupo Editorial El Comercio.

Hasta ahora las pesquisas y las medidas concretas en el Perú por el caso Odebrecht solo alcanzaban a políticos y ex funcionarios públicos.

La investigación en ese país suramericano se centra en unos 29 millones de dólares que la compañía brasileña admitió a la Justicia estadounidense haber pagado en sobornos a funcionarios peruanos a cambio de adjudicarse millonarias obras entre 2005 y 2014.

Ese período abarca los mandatos de los ex presidentes Toledo, Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016),  el cual se encuentra encarcelado por la presunta financiación irregular de su partido.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda