Playmobil: 30 años de fantasías | Cultura | DW | 08.12.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Playmobil: 30 años de fantasías

Los muñecos Playmobil superan en cantidad a la población china, y rodean dos veces nuestro planeta con los brazos extendidos. Todo comenzó con una crisis hace 30 años.

El obrero, uno de los clásicos de Playmobil.

El obrero, uno de los clásicos de Playmobil.

Estas figuritas de plástico, que siempre nos sonríen, constituirían la mayor población mundial -más de 1700 millones de muñequitos- si fuesen de verdad. Miden tan sólo 7,5 centímetros, pero deleitan a niños y adultos de todo el mundo.

La crisis inspira

Horst Brandstätter construía en los años 60, entre otras cosas, hulahops y camiones, que requerían mucha cantidad de plástico sólido. Debido a la crisis del petróleo en los 70, el plástico se encareció y los juguetes grandes dejaron de ser rentables. De ahí nació la brillante idea de crear los muñequitos Playmobil.

Al comienzo su apariecia resultaba tosca, con piernas y brazos estáticos. Con el tiempo, los Playmobil se han ido modificando: los brazos giran, las muñecas no sólo visten minifaldas, sino también pantalones; los rasgos más peculiares, los ojos redondos y la sonrisa, han permanecido.

Los clásicos: piratas, caballeros y obreros

Los primeros habitantes del mundo Playmobil fueron piratas, caballeros y obreros. En la actualidad hay alrededor de 600 motivos diferentes como vikingos, azafatas, reyes y muchos, muchos más. La población Playmobil vive tanto en El Arca de Noé como en el mundo de la tecnología moderna, es multicultural y abarca todas las clases sociales.

Gisela Kupiak, portavoz de Playmobil, atribuye el éxito a la facilidad de poder montar los muñecos, lo que posibilita a los niños recrear sus sueños.

Playmobil

Playmobil, un mundo lleno de detalles.

También para adultos

El Museo Histórico de Spira dedica una exposición, hasta el 18 de abril de 2004, a la relación entre los fenómenos sociales y el mundo de los juguetes. Los coleccionistas de Playmobil muestran con orgullo sus tesoros: un castillo de casi tres metros de altura como en “El Señor de los Anillos”, o una ópera en miniatura con pantallas, balcones y guardarropas.

En Alemania, la “playmobilmanía” incluso se hace notar en Ebay, plataforma de venta por internet. Navegando por la página podrían adquirirse 20.000 artículos entre 1 y 250 euros.

Enlaces externos