Persiste la amenaza terrorista contra Occidente | El Mundo | DW | 25.10.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Persiste la amenaza terrorista contra Occidente

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos advirtió que el programa nuclear iraní podría desencadenar una carrera armamentista en la región. El reporte anual destaca la amenaza terrorista contra Occidente.

La amenaza terrorista obliga a reforzar las medidas de seguridad.

La amenaza terrorista obliga a reforzar las medidas de seguridad.

El peligro de ataques terroristas contra países occidentales, que fue detonado con la guerra de Irak, sigue presente, advirtió el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, IISS, en su informe sobre el Balance Militar 2005-2006 presentado este martes en Londres.

El renombrado instituto londinense advierte que de fracasar las negociaciones para detener el programa nuclear iraní, podría desencadenar una carrera por el desarrollo de armas nucleares en otros países en la región. "Países como Turquía y Arabia Saudita podrían reconsiderar sus opciones disponibles en caso de que Teherán logre fabricar la bomba atómica", señaló el director del Instituto, John Chipman durante una conferencia de prensa en la capital británica.

Programa nuclear iraní

Iran will nach Fristablauf Uran-Anreicherung wieder aufnehmen Iran Atomkraftwerk im Süden des Landes undatiertes Foto Uran Atomstreit

Planta nuclear iraní.

La república islámica necesitaría como mucho 5 años para poseer el suficiente uranio enriquecido para la fabricación de la bomba atómica, eso si el país destinara todos sus recursos a dicho objetivo. Lo más probable es que el país islámico logre la producción de uranio en el transcurso de unos 10 a 15 años. Entonces podría iniciar la fabricación de armas atómicas. Hay consenso entre el gobierno y la opinión pública iraní, sobre el derecho del país a desarrollar un programa nuclear subrayando que tiene fines civiles.

Los expertos del IISS estiman que los esfuerzos diplomáticos de la troika europea integrada por Reino Unido, Francia y Alemania, no lograrán convencer a la cúpula iraní para que abandone su programa nuclear. El director del organismo, John Chipman, exhortó a otros países a que aumenten su presión contra la república islámica, particularmente los países del Golfo Pérsico.

Grossdemonstration gegen den Krieg gegen Irak in Berlin

Manifestaciones anti-bélicas en Berlín.

Guerra de Irak

Los investigadores consideran que la presencia militar estadounidense en Irak se prolongará todavía muchos años y muy probablemente se extienda más allá del fin de la gestión del actual presidente George W. Bush, en enero del 2009. "Estados Unidos tendrá que mantener una nutrida presencia de tropas", dijo el director del estudio, Patrick Cronin. El país mesopotámico seguirá siendo sumamente inestable y los expertos consideran que aumentará aún más la violencia étnica y el derramamiento de sangre.

El informe anual se ocupa de la amenaza terrorista y advierte de un auge del terrorismo cultivado en países occidentales como lo prueban los ataques contra Londres en julio pasado, perpetrados por residentes británicos. El organismo señala que particularmente Irak, Afganistán y Chechenia demuestran las limitaciones de las fuerzas modernas convencionales. En estos tres países las guerras convencionales han generado una situación de conflicto en donde la reconstrucción política y material ha sido boicoteada por fuerzas insurgentes.

Amenaza terrorista

Muslime in London Moschee

Musulmanes británicos durante la plegaria de los viernes.

La seguridad internacional sigue dominada por la amenaza terrorista que muestra profundas raíces en muchas regiones. Además, la inestabilidad en Irak tiene la capacidad de infectar a todo el Medio Oriente, como lo muestran las aspiraciones nucleares de Irán. Sin embargo no todo es negro en el reporte. La cooperación entre fuerzas anti-terroristas del Medio Oriente y Asia con Occidente parece fortalecerse. La decisión de la India de apoyar a la Agencia de Energía Atómica en su afán por detener el programa nuclear iraní es un indicio que la preocupación que provoca la república islámica no se limita a Occidente. El organismo señala necesaria la intervención internacional para mediar en Irak, algo que podría traducirse en una especie de grupo de contacto que sustituya a Estados Unidos como principal mediador con el país árabe.

DW recomienda