Perú: los políticos se olvidaron de los peruanos | América Latina | DW | 01.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Perú: los políticos se olvidaron de los peruanos

Los poderes en Perú llegaron a un punto de bloqueo que solo la decisión del Tribunal Constitucional puede destrabar. Los corruptos y populistas han desprestigiado tanto las instituciones que Perú hoy es "disfuncional".

"Este 1° de octubre reinaba la calma en las calles de Perú, tras el último acto de la lucha de poderes que lleva ya varios años en este país”, dice a DW Sebastian Grundberger, representante de la fundación alemana Konrad Adenauer (KAS) en Lima. Lo cierto es que el Perú empezó el último trimestre del año con dos presidentes, o, por lo menos, "dos personas que afirman ser presidentes”, precisa. Pero en cualquier caso, en "un limbo constitucional” y a esta hora lo único claro es una brecha que divide al país.

Rotura del orden constitucional

Según el politólogo de la Universidad bávara de Eichstätt, "nadie puede pronosticar lo que venga”, pero para él está claro que ahora "la decisión está en las manos del Tribunal Constitucional”, que decidirá sobre si la disolución del Congreso por parte del presidente Martín Vizcarra se aferra a la ley, y si, por su parte, el Congreso obró o no legalmente destituyendo a Vizcarra y nombrando a la vicepresidenta, Mercedes Aráoz, como la nueva primera mandataria. Horas más tarde, Aráoz renunció a su nuevo cargo, aduciendo que su dimisión se debe a que "se ha roto el orden constitucional en el Perú" y expresando que espera "por el bien del país" que "conduzca a la convocatoria de elecciones generales en el más breve plazo". 

"Urge una definición de una política estable que perdure, por lo menos, hasta las próximas elecciones", advirtió, por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal, Héctor Miguel Cabrejos. Vizcarra convocó a comicios legislativos anticipados que tendrían lugar el próximo 26 de enero. Por una reforma ratificada en referéndum en 2018, los parlamentarios no pueden ser reelegidos.

La inmunidad como escafandra contra la Ley

¿Qué tan cierto es que muchos congresistas solo quieren mantener la inmunidad para salvar su pellejo de acusaciones de corrupción en el caso Odebrecht?

"El caso Lava Jato ha golpeado fuertemente a toda la clase política, pero la acción de la Fiscalía ha sido también muy enérgica, y tan celebrada como criticada”, explica el politólogo de la KAS. Prosigue indicando que también es cierto que "la mayoría absoluta del fujimorismo en el Parlamento se ha diezmado por diversos casos de corrupción, por lo que el desprestigio ha aumentado tanto que no es muy probable que en las próximas elecciones vayan a obtener tantos votos”. Grundberger cree que "unas elecciones no van a cambiar mucho las fuerzas, pero una nueva bancada no sería tan hostil”.

Duro rechazo de los empresarios

Para el representante de la fundación alemana Konrad Adenauer en el Perú, la pelea entre el Ejecutivo y el Legislativo no es otra cosa que una "lucha sin el Pueblo”. Grundberger considera que la polarización y el desmembramiento de los partidos políticos han convertido al Estado peruano en una especie de "aparato disfuncional”, en donde quienes ganan elecciones y llegan al Parlamento son, a menudo, "aquellos que pueden pagar las campañas o que reciben votos gracias a su popularidad artística, más no por sus ideas a favor de la población”.

Un ejemplo de la "disfunción” de la escena política en Perú puede ser la misma figura del presidente, Martín Vizcarra. "A pesar de que una mayoría aprueba su gestión, Vizcarra no tiene un partido político propio. Viniendo de la provincia, carece además de una red de apoyo en la capital para apuntalar su mandato”, destaca Grundberger. Según la encuesta Ipsos de agosto de 2019, el 74% de los peruanos favorecía la gestión del presidente por ser "respetuoso de los que piensan diferente”. Y, en su defecto, una mayoría desaprobaba el Congreso.

Pero no todos están de acuerdo con Vizcarra. El más duro pronunciamiento en su contra provino de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales (Confiep), la principal patronal del país, que aseguró que "la disolución del Congreso ha sido una violación de la Constitución”.

Problemas fundamentales

Para Grundberger, que también estudió historia de América Latina en Chile, "la pérdida generalizada del aprecio por las instituciones democráticas, y la priorización de las pasiones personales por encima de los valores institucionales”, son dos males fundamentales de la democracia en Perú. Problemas que la polarización generada por los partidos ha exarcebado.

A esto se suma que "Odebrecht pende sobre la clase política peruana como una espada de Damocles”, según la apreciación del experto de la KAS, para quien el actual nerviosismo de la clase política también tiene que ver con que en los próximos días Odebrecht Brasil revelará los verdaderos nombres de más congresistas a los que les pagó coimas y que en sus registros aparecían con "codi-nombres”, o apodos como "Cowboy”, "Pescador”, "Musa” o "Princesa”, entre otros.

¿Y los militares? Es la pregunta que algunos se hacen siempre cuando en América Latina los poderes civiles fallan. Sebastian Grundberger concluye que "es importante que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional hayan declarado su respaldo al Martín Vizcarra reconociendo su constitucional y nada indica de que vayan a ir más allá”.

(er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda