Perú: la oposición quiere regular funciones de la primera dama | América Latina | DW | 03.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Perú: la oposición quiere regular funciones de la primera dama

Continúa la polémica por el supuesto exceso de atribuciones en el Gobierno peruano de la esposa de Ollanta Humala, Nadine Heredia. La oposición quiere que se regulen sus funciones como primera dama.

La oposición peruana pidió al nuevo presidente del consejo de ministros del Perú, René Cornejo, que se limiten legalmente las funciones de la primera dama, Nadine Heredia, reveló hoy el diario El Comercio. "No es un tema (el de Heredia) en el que se haya reflexionado en particular, ni al que le haya dado un espacio sustancial", dijo Cornejo, reconociendo que el asunto está sobre la mesa. "Me parece importante pensar en ese tema", admitió.

La polémica por la supuesta extrema influencia de la primera dama en el Gobierno ha estado presente desde que Ollanta Humala asumió el poder en 2011, pero se radicalizó la semana pasada, cuando el entonces presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, renunció por públicas discrepancias con la esposa del mandatario. Aunque por parte de los opositores no hubo comentarios con respecto a lo hablado en ese punto con Cornejo, varios han expresado preocupación por lo que ocurre y sugieren que se adopten leyes que impidan esa supuesta influencia, que hace que algunos analistas hablen de un virtual gobierno "bicéfalo".

¿Una iniciativa legislativa?

Para el parlamentario Javier Velásquez Quesquén, del Partido Aprista (centroderecha), le corresponde al Ejecutivo plantear una iniciativa legislativa para que el Congreso pueda discutirla. Velásquez Quesquén argumenta que Heredia es la única persona que, sin ser funcionaria pública, puede tomar decisiones importantes en el manejo del Estado y, señaló, "no solo nombra cargos en el gobierno, sino también influye en la aplicación de los recursos públicos". Por su parte, el opositor socialcristiano Juan Carlos Eguren acusó a la esposa del presidente de "usurpar funciones".

Sin embargo, un portavoz de la bancada parlamentaria de la alianza oficialista Gana Perú (GP), Omar Chehade, consideró que no vale la pena una iniciativa legislativa, pues la Constitución no aborda el tema y, "al no contemplarlo, podría resultar innecesario". Los oficialistas sostienen que los cuestionamientos se dan por ser la primera vez que una primera dama es presidenta de un partido gobernante, en este caso el Nacionalista, base de GP. No obstante, Heredia asumió el cargo este año, es decir, cuando ya estaba extendida la percepción de que tiene amplia influencia en la toma de decisiones.

Heredia, una comunicadora de 37 años, es acusada por la oposición de inmiscuirse en asuntos que no le competen, así como de trabajar con los ministros y tenerlos bajo control, lo que supuestamente deriva de su fuerte carácter y de que sus conocimientos políticos son mayores a los de su esposo. Humala, a quien incluso se le han puesto apodos populares por su supuesto sometimiento a la esposa, niega que sea cierto que ella tome las decisiones de gobierno, aunque admite que trabaja cerca del Ejecutivo y da opiniones.

MS (dpa/El Comercio)