Perú: fujimorismo se divide y pierde el control del Congreso | América Latina | DW | 31.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Perú: fujimorismo se divide y pierde el control del Congreso

La expulsión de tres parlamentarios, entre ellos Kenji Fujimori, motivó la renuncia de otros 7 congresistas. El “kenjismo” anunció ahora un pacto con el Gobierno.

Se acabó la hegemonía de Fuerza Popular en el Congreso de Perú, luego de que un grupo de diez legisladores del fujimorismo, encabezados por el popular congresista Kenji Fujimori, confirmara su salida de la bancada este miércoles (31.01.2018). Así reaccionó el grupo de los llamados "kenjistas” luego de que la noche del martes la comisión disciplinaria de Fuerza Popular expulsara a Kenji, Bienvenido Ramírez y Maritza García.

Esta decisión deja a la bancada de la agrupación que lidera Keiko Fujimori, la hermana mayor de Kenji, con 61 de los 130 escaños que tiene el Congreso, que hasta ahora había dominado a voluntad. Los diez parlamentarios renunciados son los mismos que en diciembre salvaron al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), de ser destituido de su cargo por el Congreso al abstenerse y romper el voto en bloque de Fuerza Popular.

Kenji explicó que a los tres expulsados se suma la salida de siete parlamentarios, que renunciaron en solidaridad con él, Ramírez y García. Asimismo, anunció un "acuerdo de gobernabilidad" entre su grupo y el presidente Pedro Pablo Kuczynski para "reafirmar el diálogo y la reconciliación nacional y respaldar al Poder Ejecutivo en la solución de los problemas que aquejan al pueblo peruano".

Pierde, pero gana

"Para tomar la decisión de dar un paso importante de renunciar a la bancada del partido Fuerza Popular, es porque nosotros hemos sido atropellados de manera constante por la cúpula del partido", declaró Kenji. El hermano menor de Keiko enfatizó que la facción que lidera "ha venido luchando por la libertad de conciencia, expresión, contra los atropellos" que, según dijo, también sufrió su padre.

Tras conocerse el anuncio, el legislador de Fuerza Popular Héctor Becerril criticó a Kenji y lo instó a, además de dejar su bancada, también renunciar a su militancia. Becerril admitió que, con la salida del grupo disidente, su agrupación "pierde en número", pero consideró que "gana en cohesión, unidad y congresistas, en vivir en coherencia y democracia". Ahora, Fuerza Popular se verá forzada a negociar con otros sectores, algo que hasta ahora no había sido necesario.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda