Pekín tutelará las elecciones en Hong Kong | El Mundo | DW | 31.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pekín tutelará las elecciones en Hong Kong

No habrá libre designación de candidatos al pueste de jefe de gobierno de Hong Kong. En respuesta, el movimiento prodemocrático de esta región planea una "era de desobediencia civil".

El Congreso del Pueblo (parlamento) chino bloqueó hoy las aspiraciones de Hong Kong de una mayor democracia, al impedir la libre designación de candidatos al puesto de jefe de gobierno de esta región administrativa especial. A su vez, una comisión electoral leal al gobierno de Pekín confirmó en el cargo al primer ministro de Macao Fernando Chui para otro mandato de cinco años.

La Comisión Permanente del Consejo del Pueblo anunció que un comité "ampliamente representativo", compuesta por 1.200 miembros, elegirá a dos o tres candidatos a la primera elección directa del primer ministro de Hong Kong, programada para 2017. Los aspirantes necesitarán más de la mitad de los votos para poder asumir el cargo. "El jefe de la administración tiene que ser una persona que ame al país y a Hong Kong", afirmó el Congreso del Pueblo, dejando en claro que cualquier candidato tiene que ser leal al gobierno comunista en Pekín. Al igual que hasta ahora, el primer ministro electro tendrá que ser confirmado por el gobierno central chino.

"Era de desobediencia civil"

En respuesta a la decisión "antidemocrática" del Parlamento chino, el movimiento prodemocrático de Hong Kong planea una "era de desobediencia civil". Activistas del movimiento se manifestaron hoy frente a la sede del gobierno regional y anunciaron la ocupación, en una fecha no precisada, del barrio financiero de la antigua colonia británica, llamado Central.

"Se han agotado todas las posibilidades de un diálogo y la ocupación de Central se va a llevar a cabo definitivamente", dijo el movimiento denominado Occupy Central, que había organizado en junio pasado un referéndum, no reconocido por China, sobre las aspiraciones democráticas de los siete millones de habitantes de Hong Kong. Occupy Central dijo "lamentar profundamente" la decisión del Comité Permanente del Congreso del Pueblo en Pekín de mantener el control sobre la nominación de los candidatos al puesto de primer ministro de Hong Kong. "Una elección auténtica y general implica el derecho de elegir y ser elegido", subrayó Occupy Central en un comunicado. El movimiento prodemocrático advirtió de que el fracaso de la reforma electoral ha defraudado las esperanzas de un cambio en la población hongkonesa e "intensificará los conflictos en la sociedad". El responsable de esta situación, según el movimiento, es el gobierno comunista en Pekín.

Advertencias sobre acciones prodemocráticas

Algunos políticos chinos advirtieron al movimiento democrático sobre las consecuencias de una ocupación del distrito financiero y una situación de caos en la metrópoli portuaria. El exnegociador Chen Zou'er, quien había preparado el traspaso de Hongkong a China, dijo en una entrevista de radio que una confrontación podría acabar en un "baño de sangre".

La antigua colonia británica está siendo gobernada como territorio autónomo según el principio "un país, dos sistemas", al igual que el antiguo enclave portugués de Macao, que se encuentra bajo soberanía china desde 1999.

MS (dpa/efe)

DW recomienda