Pekín 2008: superpotencia celebra apertura en día de los ochos | Deportes | DW | 08.08.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Pekín 2008: superpotencia celebra apertura en día de los ochos

Esta es la ceremonia de apertura más costosa en la historia de los Juegos Olímpicos. Ansiosa de que el mundo vea su faceta moderna, el régimen Chino espera que la fascinación del deporte amaine tensiones y críticas.

default

Juegos pirotécnicos antes de la ceremonia de inauguración de Pekín 2008.

El espectáculo inaugural es la culminación de siete años de un arduo trabajo de remodelación de Pekín, y la confirmación del sostenido auge económico que ha convertido a China en una nueva superpotencia.

"Es la combinación histórica de un gran país con un gran evento deportivo", describió el periódico People's Daily. Entre los invitados a la celebración que tendrá lugar en el Estadio Nacional de Pekín, conocido como el "Nido de Pájaro", figura el presidente estadounidense, George W. Bush. El mandatario arribó a la capital china poco después de expresar duras opiniones sobre la situación de los Derechos Humanos en China.

Un evento lleno de ochos, la cifra de la suerte en China

Pekín espera que la atención de los medios en temas como su política en la región separatista de Tíbet termine a las 8 de la noche, hora local (2 de la tarde, hora de Europa Central) del octavo día del octavo mes del 2008. El ocho simboliza la suerte en el país asiático, cuando dé inicio el show olímpico.

Se estima que una audiencia global de alrededor de 1.000 millones de personas verán la ceremonia por televisión. "El histórico momento que esperamos por mucho tiempo está llegando", dijo el presidente chino Hu Jintao a líderes mundiales.

Más de 80 líderes políticos asisten a la ceremonia de apertura. En una exhibición de su nuevo poderío económico, China ha invertido 43.000 millones de dólares en estos Juegos, considerados el evento más fabuloso sobre la Tierra.

Unos 100 millones de dólares, el doble que en Atenas 2004, se destinaron para las ceremonias de apertura y cierre, que se anticipan como un "Big Bang" espectacular. Los últimos kilómetros del recorrido de la antorcha olímpica comenzaron en el sitio donde arqueólogos hallaron los restos de un primitivo pekinés, pariente del ser humano, que datan de aproximadamente unos 250.000 y 400.000 años atrás.

El clima, sin embargo, se evidenció como un factor particularmente difícil de dominar. Las autoridades cerraron fábricas y retiraron de circulación casi dos millones de automóviles, como parte de una serie de medidas para limpiar el aire con un costo estimado de 18.000 millones de dólares.

Y además, protestas varias

Poco antes de la ceremonia, activistas extranjeros desafiaron a la ciudad anfitriona con una transmisión radial pirata en la que reclamaron la liberación de los presos políticos y el levantamiento de la censura.

Reporteros Sin Fronteras, con sede en París, dijo que controlar a los medios "nunca tendrá éxito". "Queremos derechos humanos, no Juegos Olímpicos", dijo una voz durante la transmisión, que frecuentemente se vio ahogada por una emisora oficial local.

Pequeños grupos de manifestantes extranjeros aparecieron en Pekín esta semana, pero fueron rápidamente neutralizados por la policía. Unos 100.000 efectivos conforman las fuerzas de seguridad desplegadas en la capital china con el fin de evitar disturbios y ataques terroristas durante los Juegos.

Un video con fecha del 1° de agosto muestra el logotipo de los Juegos de Pekín en llamas y a un militante armado con un rifle de asalto AK-47 y ataviado con una máscara, informó una de las firmas, SITE Intelligence Group.

En Hong Kong, un manifestante solitario desplegó el viernes pancartas en un puente colgante, reclamando respeto a los derechos humanos. En julio, las autoridades chinas rechazaron declaraciones de la agrupación Partido Islámico de Turkestán en las que se adjudicaba una serie de atentados explosivos en autobuses perpetrados en las semanas previas a la cita olímpica.

Un refugiado sudanés portará estandarte de Estados Unidos

El rostro más reconocido del deporte chino, el basquetbolista de la NBA estadounidense Yao Ming, llevará la bandera de la nación anfitriona en la ceremonia inaugural. Pero en una decisión que podría avergonzar tanto a China como a Sudán, los atletas de Estados Unidos eligieron al ex refugiado sudanés Lopez Lomong, quien a los seis años -en 1991- escapó de las milicias árabes que actúan en el sur de Sudán, para llevar el estandarte de su delegación en el desfile.

China es un gran inversionista en la industria petrolera de Sudán, país al que también le vende armas. Los críticos acusan al Gobierno sudanés de impulsar la comisión de atrocidades en esa convulsionada región. Por desgracia para el ideal olímpico de armonía global, las dos Coreas no llegaron a un acuerdo para volver a marchar en esta ceremonia de apertura como un equipo unificado, tras haberlo hecho en Atenas 2004 y Sidney 2000.

Los chinos muestran la “madre de todos los espectáculos”

La geopolítica global difícilmente aplaquen el entusiasmo de muchos chinos que han estado esperando y preparándose durante siete años para el evento internacional más espectacular que haya organizado jamás ese país.

"Mi corazón desborda de emoción por los Juegos", declaró Zhu Shengqiang, un estudiante de 22 años que paseaba por la Plaza de Tiananmen con su novia. "Quiero que el viernes la gente vea qué tiene de especial China. Debemos hacer algo un poco diferente de las otras Olimpiadas", sostuvo.

Unos 15.000 artistas y 29.000 piezas de fuegos artificiales arán el puntapié inicial a los Juegos, en una celebración coordinada por el prestigioso director de cine Zhang Yimou. El realizador del premiado filme "House of Flying Daggers" recibió la hercúlea encomienda de condensar en una gala 5.000 años de historia china. La acción deportiva arrancará con todo impulso el día posterior a la ceremonia.

En competencia por las medallas no hay sonrisas

Los ex archienemigos Estados Unidos y Rusia se disputan tradicionalmente el primer lugar en el medallero olímpico, pero China, impulsada por un sistema de entrenamiento similar al soviético de selección de niños desde tempranas edades según sus atributos físicos, ha venido trepando.

Pekín se ubicó tercero en la cuenta de medallas doradas en Sidney 2000 y segunda en Atenas 2004. Ahora, todos se preguntan: ¿puede China llegar a la cima?.

Los Juegos comenzaron antes de la inauguración

El fútbol ya comenzó esta semana. La selección anfitriona de mujeres deleitó a la población local de 1.300 millones de personas con una victoria temprana. Y el jueves, el equipo masculino de Brasil, liderado por el astro Ronaldinho, arrancó el torneo con un triunfo por 1-0 ante Bélgica, mientras que la otra potencia sudamericana en el balompié, Argentina, venció a Costa de Marfil por 2-1.

Su estrella Lionel Messi entró al campo de juego y anotó, después de superar una fuerte disputa con su club, el Barcelona español, acerca de su participación en estos Juegos.

DW recomienda

Publicidad