Passau, la ″ciudad de los tres ríos″ | Ciudades y Rutas | DW | 07.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Passau, la "ciudad de los tres ríos"

Esta bella ciudad no puede faltar en ningún recorrido turístico pues preserva su atmósfera mediterránea, destaca en la región por el estilo de sus construcciones y por su exuberante paisaje.

Passau a orillas del Inn.

Passau a orillas del Inn.

Passau, tiene 50.415 habitantes, queda en la frontera con Austria en la confluencia de los ríos Danubio, Inn y Ilz. Se le llama cariñosamente la "ciudad de los tres ríos".

Passau der Zusammenfluß von Ilz und Donau

Donde el Ilz y Danubio se juntan.

El paisaje en torno al Niederhaus, castillo medieval y antiguo monasterio, es único. A su alrededor, se encuentra el "triángulo de las aguas", donde los tres ríos confluyen. Las verdes aguas del Inn, venidas directamente de los Alpes, se mezclan con las del Danubio, azules como en el vals.

El Ilz, uno de los pocos ríos "salvajes" del país, viene de una región pantanosa, y sus aguas son muy oscuras. Por este motivo, el Danubio presenta, a lo largo de algunos kilómetros previos a su desembocadura diferencias en la coloración de sus aguas.

Por la proximidad a los tres ríos, Passau ha sufrido varias inundaciones mayores. Una de las peores se registró en 1954. También en 2005 Passau volvió a ser víctima de las riadas.

El fuego barroco

En 1662, aproximadamente, toda la ciudad fue destruida por un gran incendio. Posteriormente fue reconstruida por arquitectos italianos que le imprimieron un estilo barroco. Passau preserva, por eso, una atmósfera mediterránea, distinguiéndose de las demás ciudades de la región por el estilo de sus construcciones que destacan en medio de las verdes colinas y paisajes exuberantes.

En el año 476, los romanos abandonaron la región y en 739 Passau se hizo la residencia oficial del obispo. En la primera mitad del siglo XXII, la ciudad ganó prestigio por producir las espadas y armamentos más resistentes de Alemania. Contaba con competencia solo en la lejana ciudad de Solingen.

La catedral de San Esteban

Passau Blick auf den Stephansdom

La Catedral de San Esteban.

Los primeros registros que hablan de una iglesia en la antigua ciudad datan del año 450. Hoy se encuentra en su lugar la catedral de San Esteban (Stephansdom), que también es la residencia del obispo de Passau. La catedral tiene el interior barroco religioso más grande al norte de los Alpes.

Es también la iglesia barroca de estilo italiano más importante de Alemania. Por muchas décadas su decoración fue determinante para el mundo del arte en la región del Danubio.

Passau Die größte Kirchenorgel der Welt

El enorme órgano de la Catedral de San Esteban.

Su púlpito dorado data de 1729. Su órgano de la catedral, con sus 17.774 tubos y 233 registros, es el mayor en una iglesia católica.

Gran vida cultural

Además de muchos ríos y monumentos interesantes, Passau cuenta también con una gran oferta cultural. Desde 1953 se festeja en la ciudad el festival "Semanas Europeas", fundado por oficiales estadounidenses y considerado el primer gran festival de ámbito europeo en la Alemania de la posguerra. Todos los años, artistas célebres participan en el evento.

Los estudiantes ayudan a completar el escenario artístico y cultural de la ciudad. Desde 1978, Passau es una ciudad universitaria con óptima reputación. Sus cursos de Derecho y Administración de Empresas tienen fama internacional.

Paseos inolvidables

Passau der Schaiblingsturm mit Zolltor

La Torre de Schaibling.

Un pintoresco y soleado paseo al margen del río Inn es siempre una experiencia inolvidable. Un paseo que no debería faltar es la visita de la Torre de Schaibling (Schaiblingsturm), construcción que data de la Edad Media que debía ayudar a proteger el Puerto de Sal (Salzhafen).

No olvide visitar las torres de la ciudad. El camino pasa por el Fünfelsteg, llamado así por la población por la vieja cuota de cinco centavos de marco (Pfennige) que se tenía que pagar para poder cruzar el puente. Este atajo conecta el centro de la ciudad con la universidad que se encuentra al otro lado de la orilla del río Inn.

La Ludwigsstrasse y calles aledañas forman parte de la zona para peatones con innumerables tiendas y cafés enmarcados por un agradable ambiente mediterráneo. Si usted cuenta con un poco de tiempo después de visitar tantos lugares interesantes podría, siempre que las temperaturas lo permitan, bañarse en uno de los lagos en los alrededores de Passau. El Freudensee queda a cerca de dos kilómetros al noroeste de Hauzenberg y la represa Oberilzmühle, a tres kilómetros al sur de Salzweg.

Se recomienda una visita a Passau a todos los turistas que buscan tranquilidad lejos de la agitación de las grandes ciudades de Alemania.

DW recomienda