Parlamento de Israel aprueba su disolución y fija elecciones | El Mundo | DW | 08.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Parlamento de Israel aprueba su disolución y fija elecciones

Noventa y tres miembros del Knesset aprobaron la medida y fecharon las elecciones anticipadas para el 17 de marzo de 2015.

En tercera lectura, el Parlamento de Israel (Knesset) aprobó su disolución y fijó para el 17 de marzo de 2015 las elecciones anticipadas, luego de que el gobierno de centroderecha liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu se rompiera, en medio de una crisis política. El Ejecutivo se había formado en marzo de 2013 y estaba compuesto por cinco partidos que tenían profundas diferencias ideológicas y políticas.

Un total de 93 parlamentarios votaron a favor del proyecto de disolución, sin que se registraran votos en contra. La décimo novena legislatura se convirtió en una de las más breves de la historia política local. La crisis se vio acentuada por la invasión a la Franja de Gaza y al aislamiento internacional en que se ha visto sumido Israel, además de la suspensión del proceso de paz con Palestina.

“La celebración de elecciones antes de tiempo es indeseable, más aún, están de sobra. Con justicia el pueblo no las entiende y las ha recibido con sorpresa”, dijo el presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, al cerrar la que ha sido la última sesión de la legislatura, después de menos de dos años. Ahora Netanyahu deberá enfrentar la oposición dentro de su propio partido, donde algunos líderes ya se aprestan a presentar sus candidaturas.

Oportunidad para la centroizquierda

Las diferencias sobre el manejo de la política internacional llevó a Netanyahu a cesar de sus funciones a los ministros de Finanzas, Yair Lapid, y de Justicia, Tzipi Livni, dirigentes de los partidos Yesh Atid y Hatenua, por lo que el Ejecutivo perdió capacidad de gobernar al ya no tener el apoyo de dos de sus miembros. “El primer ministro comete dos errores. El primero ha sido llevar a Israel a unas elecciones que no son en interés del pueblo, el segundo es que las va a perder”, dijo Lapid en el Parlamento.

Para frenar a Netanyahu, los partidos de centro han iniciado los contactos con vistas a un bloque unificado con el que obtener el mandato del pueblo, aunque el diálogo es muy preliminar y aún no se sabe si llegará a buen puerto. Si llegan a un acuerdo, podrían tener suerte. Según un sondeo, un bloque de centroizquierda tiene posibilidades de desbancar a Likud, el partido de Benjamin Netanyahu.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

Publicidad