Para vivir bien: Düsseldorf, Fráncfort y Múnich | Así es Alemania | DW | 02.04.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Para vivir bien: Düsseldorf, Fráncfort y Múnich

¿Dónde se vive mejor? Según un estudio, Düsseldorf, Fráncfort y Múnich están entre las 10 ciudades de mayor calidad del mundo. Barcelona y Madrid se cuelan entre las 50 mejores a 29 puntos de la primera latinoamericana.

default

El Jardín Inglés en Múnich: verde en la ciudad.

Cada año, la empresa consultora Mercer Human Resource analiza la calidad de vida en 215 ciudades del mundo. Los 50 primeros puestos del ranking de 2007 están dominados por ciudades de Europa occidental, con excepción de Roma y Leipzig, que son las urbes del oeste europeo en las que peor se vive.

Buenos Aires Avenida 9 de Julio

Buenos Aires: la primera latinoamericana.

La representación latinoamericana comienza a encontrarse a partir del puesto 76, que ocupa Montevideo, y hasta el 180 ostentado por la hondureña San Pedro Sula. En este tramo, las ciudades latinoamericanas se topan con las de Europa del este: Zagreb, por ejemplo, se sitúa por detrás de la citada capital uruguaya, de Buenos Aires (79), de Santiago de Chile (83), Ciudad de Panamá (92), Monterrey (94), Brasilia (104) y San José (106).

La lista la concluyen en su mayoría metrópolis africanas y, un año más, Bagdad la cierra como el lugar menos habitable del planeta.

Alemania: en la cabeza y en la cola

Frankfurt Verkehr S-Bahn U-Bahn

Metro y tren regional en Fráncfort.

En general, los alemanes pueden estar satisfechos con los resultados de Mercer Human Resource. Düsseldorf mejora un puesto y pasa del seis al cinco y Fráncfort y Múnich se mantienen en los lugares siete y ocho respectivamente. Tampoco varían Berlín en el número 16 y Núremberg en el 23, y Hamburgo sube del 26 al 24.

Las dos ciudades del mundo que más calidad de vida ofrecen son las suizas Zúrich y Ginebra, seguidas de Vancouver y Viena. Bien posicionadas están Berna (9), Copenhagen (11), Ámsterdam (13), Bruselas (14), Luxemburgo (18), Estocolmo (20), Oslo (26), Dublín (27), Helsinki (30), París (33), Lyon (36) y Londres (39).

Englischer Garten in München

El Jardín Inglés en Múnich: verde en la ciudad.

Europa del sur cierra la lista de las 50 primeras, con Barcelona y Madrid sucesivamente en los puestos 41 y 42, mejorando ambas en tres puntos la nota de año pasado, Lisboa en el 47 y Milán en el 49. Más adelante, de Europa occidental sólo aparecen Roma (62) y Leipzig (67).

En cuanto a las grandes metrópolis latinoamericanas, Asunción ocupa el puesto 111, Quito el 118, Lima el 120, Santo Domingo el 127, México el 128, La Paz el 139, seguida de Guatemala y Caracas. Bogotá y Medellín están en los lugares 143 y 144, y Santa Cruz en el 149.

Salud y medio ambiente

Para determinar el nivel de vida que ofrece una ciudad, Mercer Human Resource analiza factores políticos, sociales, económicos y medioambientales, la seguridad y la calidad de los servicios sociales y públicos. Hasta un total de 39 criterios son tenidos en cuenta.

En esta ocasión, Mercer Human Resource elaboró una lista adicional centrándose sólo en los servicios sanitarios (hospitales, cobertura médica, etc.) y calidad del medioambiente (limpieza del aire, frecuencia de enfermedades infecciosas…) en las 215 ciudades. En estos dos aspectos, Calgary (Canadá) y Honolulu ocupan los dos primeros puestos, y Helsinki el tercero. La primera ciudad alemana es Núremberg (10). Düsseldorf, Fráncfort y Múnich no hacen acto de presencia hasta el lugar 28 y las ciudades de Europa del sur desaparecen ya de los 50 mejores lugares.

Y además, no donde más caro resulta vivir se vive mejor. En 2006, la misma Mercer Human Resource elaboró un ranking de las ciudades más caras del mundo. En él, el número uno lo ocupa Moscú y el dos Seúl. La primera ciudad europea es Londres (5) y entre las 50 primeras se cuelan gran cantidad de nombres que en calidad de vida están a la cola, ninguno de ellos hispano.

DW recomienda

Enlaces externos