Papa condena “violencia brutal” del Estado Islámico | El Mundo | DW | 28.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Papa condena “violencia brutal” del Estado Islámico

Tras reunirse con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el pontífice católico hizo un llamado a la tolerancia religiosa.

El papa Francisco ha aprovechado su visita a Turquía para hacer llamados al entendimiento interreligioso, sin dejar fuera alusiones a la actualidad. En un discurso ante el principal clérigo de Turquía, Francisco dijo este viernes (28.11.2014) que la clave para enfrentar al Estado Islámico, una de las mayores preocupaciones a nivel mundial en estos momentos, era esencial lanzar una batalla que va más allá de las armas.

El líder religioso dijo que un diálogo concertado debería destinar recursos “no a las armas, sino a otras nobles batallas dignas para un hombre: la batalla contra el hambre y la enfermedad”. A su juicio, eso es clave para frenar a los milicianos islamistas “extremistas y fundamentalistas” que realizan actos que calificó de “violencia brutal” aplicada contra personas “simplemente por su identidad étnica y religiosa”.

Jorge Mario Bergoglio aseguró que un diálogo interreligioso ayudaría a terminar con todas las formas de fundamentalismo y terrorismo, destacando la importancia de la libertad religiosa y de expresión. “Es esencial que todos los ciudadanos -musulmanes, judíos y cristianos-, tanto en disposición como práctica de la ley, tengan los mismos derechos y respeten los mismos deberes”, dijo el Papa.

Contra la islamofobia

Bergoglio destacó que “no es posible permanecer indiferente” a la tragedia que ocurre en Siria e Irak, y dijo que era legítimo detener a “atacantes injustos”, en referencia al EI, siempre respetando el derecho internacional. La visita a Turquía de Francisco está marcada por la actualidad. El pontífice debe fortalecer lazos con líderes religiosos en un país mayoritariamente musulmán, al tiempo que debe condenar la violencia contra cristianos y otras minorías en Oriente Medio.

Por su parte, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan pidió medidas para prevenir el “creciente nivel de racismo, xenofobia e islamofobia en Occidente”, añadiendo que la “percepción racista que asocia el islam con el terrorismo daña profundamente a miles de millones de musulmanes en todo el mundo”. También dijo que la visita del Papa ayudaría a que los cristianos tengan otra opinión sobre los islamistas.

DZC (Reuters, EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad