Panamá: encuentran una fosa común en lugar donde se desmanteló una secta | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 16.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Panamá: encuentran una fosa común en lugar donde se desmanteló una secta

Las autoridades fueron guiadas por habitantes de la aldea Alto Terrón, quienes denunciaron que los supuestos victimarios serían unos pastores de "La Nueva Luz de Dios".

Las autoridades panameñas encontraron este miércoles (15.01.2020) una fosa común en la comarca indígena Ngäbe Buglé donde horas antes fueron rescatadas 15 personas que habían sido retenidas por una secta religiosa, informó el director general encargado de la Policía Nacional, Alexis Muñoz.

"Cuando llegó el personal al área se nos dio la información de que había una fosa en el lugar, la Policía Nacional confirmó su existencia", dijo Muñoz a periodistas, sin confirmar la presencia de cuerpos en su interior.

Medios locales panameños reportaron que las autoridades encontraron siete cuerpos, mayoritariamente infantiles, en la fosa. De acuerdo a las publicaciones, los cuerpos -que habrían sido identificados por sus parientes- pertenecen a una mujer de 33 años, un bebé y seis niños con edades de 3, 9, 10 y 17 años. No se ha informado oficialmente de cuándo se registraron las muertes ni las causas, tampoco si las víctimas son miembros de la misma familia.

Las autoridades fueron guiadas hasta el lugar donde se encuentra la fosa por habitantes de la aldea Alto Terrón, quienes denunciaron que los supuestos victimarios serían unos pastores de la secta La Nueva Luz de Dios. Ante esto, el Ministerio de Seguridad Pública informó que diez supuestos pastores de esa secta fueron detenidos por fuerzas especiales de la Policía Nacional, y que se rescató a otras 15 personas, de ellas al menos 7 niños, que permanecían "privadas de libertad".

Los medios locales aseguran que un hombre denunció que su esposa y sus cuatro hijos estaban retenidos por personas que se identificaron como pastores de la secta, y que un niño que estaba entre los supuestos secuestrados escapó y mostró a sus vecinos las heridas que le causaron en la espalda durante un presunto ritual. A estos pastores se responsabiliza también de haber causado quemaduras a tres personas, el pasado fin de semana, en la misma comarca durante un presunto exorcismo.

El comandante policial, Luis Vega, aseguró que "la Policía Nacional tiene control de la situación", y matizó que en el lugar "se manejan muchas versiones" sobre lo ocurrido, una de las cuales indica que llegaron a ser más de 30 las personas retenidas por los supuestos pastores.

ama (afp, La Prensa, Panamá América, Crítica, El Siglo)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda