Palestinos no se reunirán con ningún mediador de EE. UU. | El Mundo | DW | 17.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Palestinos no se reunirán con ningún mediador de EE. UU.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, considera que EE. UU. ha tomado parte en el conflicto y lo considera desacreditado como mediador de un proceso de paz.

Los palestinos ya no están dispuestos a reunirse con los mediadores estadounidenses en el conflicto, después de que el presidente de ese país, Donald Trump, reconociera la semana pasada Jerusalén como capital de Israel y tras las últimas declaraciones sobre el Muro de las Lamentaciones.

"En concordancia con lo que expresó el presidente (palestino) Mahmud Abbas en la Cumbre en Estambul de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), las autoridades palestinas no se reunirán con ningún funcionario de EE. UU. para tratar el proceso de paz", declaró hoy (17.12.2017) el asesor diplomático presidencial Majdi Jaldi.

Un asesor del presidente palestino, Mahmud Abbas, señaló hoy al diario Times of Israel que el "boicot" indefinido afecta también al enviado estadounidense Jason Greenblatt y a Jared Kushner, yerno del presidente Trump.

Abbas cancela el encuentro con Pence

Después de que el pasado día 6 Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel y anunció el traslado a esa ciudad de la embajada estadounidense, actualmente en Tel Aviv, Abbas canceló el encuentro con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que visita la región esta semana.

De acuerdo con la agenda oficial, Pence llegará el miércoles desde Egipto, acudirá al día siguiente al Parlamento israelí (Knéset) y se reunirá con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, pero no se trasladará a los territorios palestinos.

El Muro de las Lamentaciones, un resto del segundo templo de Jerusalén, es el lugar más sagrado del mundo para los judíos. Está situado en los pies del Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas, sagrado tanto para judíos como para musulmanes, donde se ubican las mezquitas de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca.

Administrado por Jordania, es uno de los puntos calientes de las disputas entre israelíes y palestinos por el futuro estatus de Jerusalén, que los israelíes ven como capital eterna e indivisible del Estado judío. Los palestinos, en cambio, reclaman la zona oriental, ocupada en 1967 por Israel y anexionada más tarde y que incluye la Explanada, como capital de su futuro Estado.

FEW (EFE, dpa)


Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Publicidad