Pakistán: talibanes juran venganza tras enterrar a su líder | El Mundo | DW | 02.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pakistán: talibanes juran venganza tras enterrar a su líder

Tras la muerte y entierro de Hakimullah Mesud, líder de los talibanes en Pakistán, fallecido ayer (1.11.2013) por el ataque de un dron estadounidense, los talibanes escogieron nuevo líder y juraron venganza.

default

La muerte de Mehsud, en la prensa.

Combatientes talibanes paquistaníes prometen una oleada de ataques suicidas como venganza por el asesinato ayer viernes (1.11.2013) de su líder, Hakimullah Mehsud, tras un ataque estadounidense con un avión no tripulado en el norte del país. "Cada gota de sangre de Hakimulah se convertirá en un atacante suicida", dijo Azam Tariq, portavoz talibán paquistaní. "Estados Unidos y sus amigos no deberían estar contentos porque nos vengaremos por la sangre de nuestro mártir".

Khan Said Sanja

Khan Said Sanja fue escogido nuevo líder de los talibanes en Pakistán.

El sábado, los talibanes enterraron en secreto a su líder y otros cuatro miembros del movimiento que murieron en el ataque. Después, actuaron rápidamente para reemplazar a Mehsud. Khan Said Sajna fue escogido como nueva cabeza talibán en Pakistán, según informó el movimiento Tehrik e Taliban Pakistan (TTP). Sajna era un socio muy cercano a su fundador, que también falleció en un ataque con un avión no tripulado en 2009. El nuevo líder del TTP reside en Laddah, en la provincia de Warizistán Sur, pertenece al clan de Mehsud y su edad se calcula entre 20 y 40 años.

Mehsud, líder talibán desde 2009

Mehsud se convirtió el líder de los talibanes paquistaníes vinculados con Al Qaeda en 2009. Los dos líderes anteriores del grupo murieron en ataques de aviones estadounidenses no tripulados. Tras la muerte de Mehsud, las autoridades pakistaníes intensificaron de manera inmediata la seguridad en los edificios públicos, plazas y estaciones de tren por miedo a una represalia. Mehsud, de 30 años y sobre el que pesaba una recompensa por cinco millones de dólares de Estados Unidos, se encontraba en un escondite en el noroeste del país en el momento del ataque. El segundo de los talibanes en Pakistán, Wali ur Rehman, había muerto a fines de mayo en un ataque con drones en la zona fronteriza junto a Afganistán.

Bajo el liderazgo de Mehsud, el TTP cometió ataques contra caravanas de suministros de soldados estadounidenses y de la OTAN en Afganistán. Asímismo, en agosto de 2007 lideró el secuestro de 300 soldados gubernamentales en Waziristán del sur y se lo considera responsable de varios ataques contra objetivos civiles. En los últimos días se habían evidenciado nuevas señales en las negociaciones de paz con los talibanes paquistaníes. El primer ministro, Nawaz Sharif, había dicho el miércoles en Londres que las negociaciones ya habían comenzado, mientras que el portavoz del TTP, Shahidullah Shahid, no confirmó los contactos. El ministro del Interior, Chaudhry Nisar Ali Khan, calificó el ataque con drones de intento de "sabotear" las conversaciones. Los intentos anteriores para poner fin a la violencia en Pakistán a través de negociaciones siempre han sido infructuosos. El gobierno paquistaní culpa a grupos extremistas como el TTP de la muerte de unas 40.000 personas.

MS (Reuters/dpa)

DW recomienda

Publicidad