País Vasco: miles marchan en respaldo a presos del ETA | Europa | DW | 12.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

País Vasco: miles marchan en respaldo a presos del ETA

Decenas de miles de personas ignoraron las prohibiciones de la Justicia española y participaron este sábado (11.1.2014) en la marcha silente convocada por los partidos nacionalistas e independentistas del País Vasco.

En Bilbao, decenas de miles de personas participaron este sábado (11.1.2014) en la marcha silente convocada por los partidos nacionalistas e independentistas del País Vasco, una de las mayores de los últimos años. El mutismo fue interrumpido por gritos a favor de concesiones para los presos de ETA y de la independencia de la región del norte de España. Bajo el lema “Derechos humanos. Acuerdo. Paz”, los manifestantes recorrieron el centro de la ciudad sin que se registraran incidentes. Previamente, la Justicia española había prohibido actos de apoyo a los presos de ETA.

Concesiones controvertidas

El silencio fue interrumpido por gritos a favor de concesiones para los presos de ETA.

El silencio fue interrumpido por gritos a favor de concesiones para los presos de ETA.

Esa medida fue cuestionada por el Gobierno del País Vasco, que la consideró “muy grave”. “La prohibición no acallará una reivindicación que viene siendo mayoritaria de la sociedad vasca”, dijo el portavoz del Ejecutivo, el nacionalista Josu Erkoreka. El llamado a participar en la marcha de este 11 de enero fue lanzado después de que la concentración para respaldar a los presos de ETA fuera prohibida. La marcha en cuestión fue criticada por el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy y las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Rajoy, jefe del Gobierno español, dijo ver en la marcha “una unión de intereses entre quienes más daño hicieron al País Vasco”, en alusión a ETA, y el Gobierno de la región. Por su parte, las asociaciones de víctimas del terrorismo ya habían solicitado la prohibición de una primera manifestación organizada por el colectivo Tanta Tantaz (Gota a gota) mediante la cual se pedía por fin a la dispersión de los presos de ETA por las cárceles de España y Francia. El trato ofrecido a los presos de ETA es uno de los tópicos más delicados en el enfrentamiento entre las autoridades y el mayor movimiento secesionista armado de Occidente aún activo.

Alta tensión

Mariano Rajoy, presidente de España.

Mariano Rajoy, presidente de España.

La tensión se disparó esta semana en la región tras una operación policial que se saldó con la detención de ocho personas vinculadas a los presos de ETA, días después de que el colectivo de reclusos reconociera por primera vez de forma pública y conjunta el daño causado en su afán por conseguir la independencia del País Vasco. En el comunicado, que también fue apoyado en un polémico acto ante los medios de comunicación, los presos del grupo armado abrieron la puerta a una vía “escalonada” e “individual” para acelerar su salida de prisión.

ETA cometió sus primeros atentados en los años sesenta y desde entonces ha matado a 829 personas en decenas de atentados. Hace dos años anunció el cese definitivo de la violencia, pero todavía no ha entregado las armas ni se ha disuelto, condiciones que exige el Gobierno de Rajoy. El Ejecutivo español insistió en los últimos días en que no cambiará la política penitenciaria que se aplica a los reclusos ni la estrategia antiterrorista. Los familiares de los presos del ETA han pedido que los reclusos sean llevados a cárceles más cercanas a sus hogares.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad