OSDH: Islamistas tomaron dos bases militares estratégicas en Siria | El Mundo | DW | 15.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

OSDH: Islamistas tomaron dos bases militares estratégicas en Siria

Los islamistas tomaron en Siria una base militar del Ejército de importancia estratégica, anunció el Frente Al Nusra, lo cual fue confimado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y otros grupos afines tomaron este lunes (15.12.2014) el control de dos cuarteles del Ejército próximos a una importante vía de suministros del régimen en la provincia de Idleb, en el noroeste del país.

Concretamente, las bases castrenses de Wadi al Dif y Hamidiye cayeron en manos de los islamistas, que han avanzado de forma rápida por la región tras el inicio de este ataque la víspera. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 43 personas -31 efectivos gubernamentales y doce insurgentes- han perdido la vida desde ayer en este asalto, en el que la filial de Al Qaeda ha empleado varios tipos de misiles, como los "TOW" estadounidenses.

Los combatientes del Frente al Nusra estuvieron apoyados por miembros del grupo radical Yund al Aqsa para hacerse con el control de estas bases y de zonas de los alrededores de la ciudad de Maret al Nuaman.

Aparte de las bases, el Frente al Nusra ha conseguido dominar varios puestos de control de las autoridades entre Wadi al Dif, al este de Maret al Nuaman, y Hamidiye, al sur de esta población.

Helicópteros castrenses arrojaron barriles de explosivos en esa área para impedir el progreso de los islamistas. La agencia de noticias oficial siria, Sana, señaló que el Ejército mató a varios "terroristas" en la periferia de Maret al Nuaman, sin ofrecer más detalles.

Wadi al Dif y Hamidiye se ubican a ambos lados de la carretera que cruza el territorio sirio de norte a sur, a su paso por Maret al Nuaman. Esta vía conecta Damasco con Alepo, con lo que si los opositores al régimen cortan la carretera acabarían con una de las principales líneas de suministros de las tropas gubernamentales estacionadas en la segunda ciudad.

Más de 200.000 personas han fallecido desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011.

CP/RML (efe, dpa)

ADVERTISEMENT