Orbán se defiende diciendo que es un defensor de los homosexuales | Europa al día | DW | 24.06.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Orbán se defiende diciendo que es un defensor de los homosexuales

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, se defendió el jueves (24.6.2021) de las críticas a la ley húngara que rechazan la mayoría de lideres de la Unión Europea debido a la discriminación contra la comunidad LGTBI. 

"No tenemos ese tipo de ley (contra los homosexuales). Tenemos una ley sobre la defensa de los derechos de los niños y los padres ", aseguró Orbán a la prensa a su llegada a la cumbre de dos días de jefes de Estado y de Gobierno que comienza hoy de forma presencial en Bruselas.

El primer ministro húngaro respondió "de inmediato" y por escrito a una carta que han publicado dieciséis líderes de la UE en defensa del colectivo LGTBI, aunque no precisó el contenido de su réplica. "No se trata de la homosexualidad. Se trata de los niños y los padres. Eso es todo", dijo Orbán, y agregó que era un defensor de los derechos de los homosexuales. 

Tema no agendado en la cumbre

"Soy un defensor de los derechos. Fui un luchador de la libertad contra el régimen comunista, la homosexualidad estaba castigada y combatí por las libertades y los derechos y estoy defendiendo los derechos de los homosexuales", afirmó con vehemencia. E insistió en que "esta ley no es sobre ello; es sobre los derechos de los padres y de los niños". Más concretamente, precisó, la norma que ya está en vigor da "la exclusividad a los padres en la decisión de si quieren que su hijos reciban educación sexual".  

Según Orbán, los que critican la controvertida norma "no la han leído" y se mostró "dispuesto a hablar con quien sea que haya respetado a Hungría sobre esta nueva ley", incluida la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Layen, pese a que la víspera consideró que la normativa aprobada es "una vergüenza". No obstante, el dirigente húngaro rechazó hablar del tema durante la cumbre porque "no está en la agenda".