Opinión: Turquía, ¿preparada para renacer? | Política | DW | 22.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Opinión: Turquía, ¿preparada para renacer?

Las elecciones del domingo serán todo un hito para Turquía. Estas deben desembocar en el renacimiento de una nación preparada para sanar sus heridas. Cualquier otro resultado sería catastrófico, opina Seda Serdar.

El 24 de junio, los votantes turcos elegirán a un nuevo presidente y un nuevo Parlamento en unas elecciones históricas. Turquía se halla en una encrucijada. La nación decidirá si otorgarle al presidente el poder supremo o tomar el camino hacia el retorno de la democracia parlamentaria.

Las últimas encuestas del instituto de investigación Gezici muestran que el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), del presidente Recep Tayyip Erdogan, perderá la mayoría en el Parlamento y las elecciones presidenciales se decidirán en una segunda vuelta. Erdogan, según las encuestas, contaría con el 48 por ciento de los votos y su amargo rival, el socialdemócrata Muharrem Ince, del Partido Republicano del Pueblo (CHP), parece dispuesto a desafiarlo.

Seda Serdar, de DW.

Seda Serdar, jefa de la redacción turca de DW.

Listo para un nuevo comienzo

Pero, ¿cuán fiables son las encuestas? No mucho, si tenemos en cuenta las experiencias pasadas. Además, la cantidad de votantes indecisos es mucho mayor este año. Y la atmósfera de miedo cultivada por Erdogan a lo largo de los años impide a muchos votantes revelar sus verdaderas intenciones de voto.

No importa lo que digan las encuestas, Turquía está lista para un nuevo comienzo. La oposición ha estado llevando a cabo una campaña exitosa. Tal vez incluso la campaña más efectiva de los últimos dieciséis años bajo Erdogan. El candidato presidencial de la CHP, Ince, es experto en convertir la retórica de Erdogan en el palo con el que golpearlo. Meral Aksener, exministro del Interior y líder del recientemente formado partido IYI, claramente deshace las promesas de campaña de Erdogan de manera ruidosa y a través de la confrontación.

Selahattin Demirtas, el líder encarcelado del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) pro-kurdo, se ha negado a someterse a las limitaciones de su celda, haciendo uso de las las redes sociales turcas por sorpresa con tuits inteligentes y humorísticos, lo que está dando esperanza a los votantes, algo que ha estado ausente durante el oscuro y opresivo mandato del AKP.

El electorado parece haber aprendido de errores anteriores. Este año, habrá más gente al pie de las urnas que en las playas el día de las elecciones.

Medidas justas: elecciones justas

El cambio está en el aire, pero para que se haga realidad, las elecciones deben ser libres y justas. Los observadores y la oposición están preparados. Si hay algún tipo de fraude o manipulación, el Gobierno no podrá salirse esta vez con la suya tan fácilmente. La gente está simplemente cansada y el sistema actual ya no es sostenible.

La lira turca ha caído un 50 por ciento frente al dólar estadounidense en los últimos dos años. Bajo el estado actual de emergencia, los inversores extranjeros se están alejando de Turquía. El sistema judicial se ha estancado. Miles de personas han perdido sus trabajos. Muchos han sido arrestados. La prensa está sitiada y lo que queda de los medios independientes, tiene poco espacio para respirar.

El día después

Fuertes rivales, una campaña electoral débil, una economía en apuros y el ansia de cambio otorgan a Erdogan una aparentemente pequeña posibilidad de victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Si su AKP pierde la mayoría parlamentaria y la votación presidencial pasa a la segunda vuelta, la oposición se sentirá fortalecida. Con todos los desafíos financieros y domésticos que le esperan, cualquier nuevo líder político quiere estar en una posición fortalecida para llevar a cabo el doloroso renacimiento de esta nación.

Seda Serdar (RMR/EL)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda