Opinión: Martin Schulz en Berlín, un golpe de suerte para el SPD | Alemania | DW | 24.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: Martin Schulz en Berlín, un golpe de suerte para el SPD

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quiere cambiar Bruselas por Berlín. Este político supone una ventaja para el SPD en el año electoral, opina Rupert Wiederwald.

 

En Bruselas, Martin Schulz leyó su comunicado en tres idiomas: alemán, inglés y francés. Europa fue y sigue siendo un tema muy relevante para este socialdemócrata alemán. Esto se puede comprobar también en este tipo de detalles.

El hecho de que Schulz se vaya ahora de Bruselas tiene también que ver con que no puede estar más a cargo de la presidencia del Parlamento Europeo. Un acuerdo entre los partidos del Parlamento prevé que un representante del partido conservador Popular Europeo (EPP), asuma el cargo a partir de 2017. Schulz quiere ahora actuar desde Berlín y, desde luego, no como un simple diputado. Habría dos cargos hechos a medida para una persona como él: ministro de Exteriores o candidato a canciller del SPD.

El SPD, con dos candidatos a la cancillería

Rupert Wiederwald.

Rupert Wiederwald.

Hasta ahora, Schulz no se ha pronunciado al respecto. Y el SPD tampoco ha dicho mucho. Sin embargo, no es negativo, todo lo contrario. El SPD decidirá en enero el tema de la candidatura a la cancillería. Hasta entonces, se presenta como partido que puede ofrecer, como mínimo, dos pesos pesados de la política. Por un lado, Martin Schulz y, por el otro, naturalmente el vicecanciller y jefe del SPD, Sigmar Gabriel. En las pasadas elecciones parlamentarias se anticipó precipitadamente la pregunta de quién será el candidato a la cancillería alemana, siempre acompañada de disputas internas. Las consecuencias fueron campañas con malos resultados y, al final, derrotas aplastantes ante Angela Merkel. Esta vez, los errores no deben repetirse; en cambio, el SPD quiere mantener la tensión y sacar provecho de ello. Hasta ahora ha funcionado muy bien, también porque el jefe del partido, Gabriel, y Schulz se llevan bien y, aparentemente, mantienen una estrecha relación de confianza.

El acuerdo entre ambos parece ser que si Gabriel quiere presentarse a la candidatura de canciller, Schulz no opondría resistencia. Si se llegara a la conclusión de que su amigo Schulz fuese el mejor candidato, entonces este tendría vía libre.

Schulz, campaña electoral y ministro de Exteriores

Ya Schulz mostró en 2014 que es capaz de hacer campaña en las elecciones europeas. Como candidato líder en Europa no pudo por cierto alcanzar la mayoría para los socialistas en el Parlamento Europeo. Tampoco lo esperaba nadie. Pero ayudó a mejorar el resultado nacional del SPD en Alemania, en 6 puntos. Un resultado así sería un verdadero éxito para los socialdemócratas en unas elecciones parlamentarias.

Sin embargo, Schulz sería la persona adecuada, desde la perspectiva del SPD, como ministro de Exteriores. Tiene experiencia en el escenario diplomático, excelentes contactos y goza de buena reputación fuera de sus propias filas. Ha sabido hacerse un nombre como alguien que habla con franqueza.

Sería un cambio total  frente a un Frank-Walter Steinmeier más precavido, que apuesta más por el diálogo tranquilo y por lograr un resultado entre bastidores. Martin Schulz podría, como ministro de Exteriores, labrar más aún el perfil del SPD. También sería un buen puntal para la candidatura de Gabriel.

Sea como sea, la decisión de Schulz tiene ventajas para el SPD. La única condición es que Schulz se siga ajustando a la disciplina del partido y no comience abiertamente a provocar una decisión en contra de Gabriel.

Autor: Rupert Wiederwald

 

Si desea leer la opinión en alemán, por favor, acceda al enlace.

 

Publicidad