Opinión: La paz no llega a Corea | El Mundo | DW | 07.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: La paz no llega a Corea

Corea del Sur intenta traducir la mejoría de la situación en la península en políticas prácticas. Pero los problemas básicos vienen de antes, opina Peter Sturm, del Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Según una nueva encuesta, más de dos tercios de los alemanes temen las políticas Donald Trump. Sería interesante saber si Kim Jong-Un estaría de acuerdo con eso. El líder norcoreano todavía no tiene tanta confianza en el presidente estadounidense como para comenzar un desarme nuclear. Y aunque la situación en la península esté más calmada que hace unos meses, sustancialmente nada ha cambiado.

Sturm Peter Kommentarbild App PROVISORISCH (FAZ)

Peter Sturm, del FAZ.

Corea del Sur intenta con todas sus fuerzas convertir ese mejor clima conseguido entre Seúl, Pyongyang y Washington en políticas prácticas. El presidente surcoreano, Moon Jae In, intuye que corre el riesgo de ser aplastado entre los dos machos alfa políticos de Pyongyang y Washington. Kim Jong-Un quiere alejarlo de Estados Unidos. Por otra parte, la mirada que Washington ha puesto en Corea no solo se debe a intereses en política de seguridad. El presidente Trump olfatea por todas partes, también entre sus aliados, a  parásitos que pretenden aprovecharse de Estados Unidos en su propio beneficio. Por eso no se puede hablar de una política unívoca hacia Corea del Norte.

El problema básico viene de mucho antes: Corea del Norte habla de "desnuclearización”, pero no se necesita mucha imaginación para suponer que Kim Jong-Un se refiere a algo muy diferente a lo que piensa Donald Trump y la mayor parte del mundo. Kim dice que necesita las armas atómicas para disuadir a EE.UU. de un ataque militar contra su país. Ningún tratado de paz servirá para que olvide esta obsesión. Después de haber hecho las pruebas atómicas, el régimen dejó de ser (solo) una curiosidad con métodos de Gobierno criminales. 

Este domingo, Kim Jong-Un celebrará el 70 aniversario de la fundación del Estado sumido en un amplio aislamiento internacional. Habrá que preguntarse si esto se podrá mantener por largo tiempo. Por otro lado, dependerá del propio régimen que llegue a cumplir ochenta años. Las armas nucleares son una pieza clave para usarlas en las negociaciones. ¿Qué precio estaría dispuesto a pagar el mundo para neutralizarlas? Por el momento, la verdadera paz en Corea sigue siendo una vaga esperanza.

Autor: Peter Sturm (JAG/ER)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad