Opinión: La gran coalición se salva poco antes del abismo | Alemania | DW | 24.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Opinión: La gran coalición se salva poco antes del abismo

Hans-Georg Maaßen, el controvertido jefe del servicio de inteligencia nacional, ahora es "asesor especial" en el Ministerio del Interior. Eso salva a la coalición. Pero el daño hecho es inmenso, dice Jens Thurau.

¿Qué es exactamente lo que sucede cuando los políticos hablan de "soluciones para salvar las apariencias"? Digamos que es algo que no deja a nadie como un perdedor después de una larga pelea por lo que sea. ¿Es este realmente el caso?

La odisea de Hans-Georg Maaßen

¿Qué aprendimos? Hans-Georg Maaßen, el polémico jefe de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución de Alemania, debe renunciar a su cargo, eso ya estaba claro. Es debido a que contradijo a la Canciller en la evaluación de los incidentes xenófobos en Chemnitz en una entrevista con un periódico.

De este modo, se excedió en sus poderes, lo que despertó enojos sobre todo entre los socialdemócratas (SPD). Ahora no será ascendido a secretario de Estado en el Ministerio del Interior, como inicialmente se había planteado en la coalición.

Era una decisión que indignaba a los políticos del SPD, pero también a representantes de la CDU de Merkel e incluso a los ciudadanos, atónitos ante los hechos. Es que en ese cargo Maaßen habría ganado mucho más dinero que en su antigua posición, de la que fue desplazado.

Soluciones para salvar las apariencias: ni más dinero ni secretario de Estado

Ahora todo es diferente, la coalición ha mejorado: Maaßen puede mudarse al Ministerio, como "asesor especial" al lado de su amigo, el ministro del Interior de la CSU, Horst Seehofer. Pero no va a ganar más dinero.

De esto se trata, básicamente, la "solución para salvar las apariencias". Así no pierde Seehofer, ni tampoco el SPD.  

Thurau Jens Kommentarbild App

Jens Thurau, periodista de DW

Una y otra vez lo mismo: la política de asilo

En realidad, la disputa absurda sobre Maaßen se debe a un conflicto permanente en el Gobierno sobre la política de asilo, una cuestión para nada resuelta. Las fuerzas conservadoras, especialmente la CSU con el ministro del Interior Seehofer a la cabeza, siempre consideraron erradas las políticas en torno a los refugiados de la canciller Angela Merkel.

Hay que tener en cuenta que esto se da en un contexto en el que acecha por todas partes el populismo de derecha del partido Alternativa para Alemania (AfD), que con sus críticas aún más duras a la canciller tiene cada vez más éxito. Es importante tener esto en cuenta.

Un Gobierno a toda velocidad, bloqueado por el tema del asilo

Y así sucedió que la coalición casi se rompe por el futuro de un funcionario. La desunión es enorme, los nervios se tensan al máximo. Al mismo tiempo, es un Gobierno que trabaja a toda velocidad: mejora la situación en los guarderías para niños, presenta un nuevo subsidio para que las familias construyan sus hogares mientras finalmente se da cuenta de que Alemania tiene un déficit en términos de vivienda.

¿Pero de qué sirve toda esta dedicación, si puede venir en cualquier momento la derecha en la sociedad para abrir una grieta en temas como la inmigración o la política de asilo? Porque después de cada crisis el desencuentro es mayor. Y la gente se aleja, horrorizada. Por todo esto, el futuro solo se puede mejorar.

Autor: Jens Thurau (DG/FEW)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda