Opinión: La CDU de Merkel, la CDU post Merkel | Alemania | DW | 27.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: La CDU de Merkel, la CDU post Merkel

En el congreso de la Unión Cristianodemócrata se discutió con inusual apertura sobre la situación del partido. Hubo apoyo a una coalición con la socialdemocracia, pero la CDU emprendió el camino hacia la era post Merkel.

ngela Merkel y Annegret Kramp-Karrenbauer, la nueva secretaria general de la CDU.

Angela Merkel y Annegret Kramp-Karrenbauer, la nueva secretaria general de la CDU.

Angela Merkel se encuentra ahora en la situación en que estuvieron en las postrimerías de sus gobiernos los cancilleres Konrad Adenauer (1949-1963) y Helmut Kohl (1982-1998). Todavía dirige su partido y no corre peligro, porque la CDU no se subleva. Pero ahora, si se constituye el nuevo gobierno de coalición con la socialdemocracia (SPD), todos los integrantes cristianodemócratas del gabinete serán más jóvenes que Merkel. Lo mismo vale para la secretaria general del partido. La CDU evoluciona. Cinco meses después de las elecciones generales, Merkel abogó ante los delegados del congreso partidario por una nueva alianza con el SPD. Y recibió mucho apoyo en la votación, en lo que a este punto concierne. Fue un voto para "seguir como siempre". No obstante, el mensaje del congreso fue diferente.

Lea también:

Opinión: el alto precio del cuarto mandato de Angela Merkel

Merkel postula a primera ministra de Sarre como nueva número 2 de la CDU

El pasado y el futuro

El encuentro de un día que sostuvo la CDU ya no fue un "congreso de Merkel". Ella pronunció el discurso más prolongado, para promocionar el nuevo acuerdo de coalición. Merkel explicó e ilustró. Aproximadamente cuatro horas más tarde, Annegret Kramp-Karrenbauer habló en cambio con pasión. Habló como puede hablar en el mejor de los casos la secretaria general de un partido sumido en dudas.

Christoph Strack.

Christoph Strack.

Merkel abogó ante los 1001 delegados por una nueva coalición con los socialdemócratas (que aún debe ser aprobada en una votación por las bases del SPD). El mensaje iba dirigido a su partido. A la mayoría de los otros partidos apenas los mencionó. Solo aludió varias veces en su alocución de casi una hora a una agrupación política distinta: la Alternativa para Alemania (AFD), los populistas de derecha que la canciller casi nunca nombró durante la campaña electoral. Habló del antisemitismo de la AFD, del antisemitismo que existe en los extremos de izquierda y derecha.

Notable resultó el posterior debate, que sobrepasó el límite de tiempo previsto. Allí se abrieron paso la frustración y la decepción acumuladas. Algunos tomaron el micrófono también para anunciar su rechazo al nuevo acuerdo de coalición. Para la CDU, que suele organizar rígidamente sus congresos, fue un debate muy amplio y crítico. Cuando los oradores mencionaban a Merkel, por lo general era para agradecer por lo que hizo en el pasado. Pero cuando dirigían la mirada hacia el futuro, hacia la elaboración de un nuevo programa del partido, mencionaban con un gran anticipo de confianza a la nueva secretaria general, Annegret Kramp-Karrenbauer. Aquello que la cúpula omitió tras las elecciones de 2017 -la mirada retrospectiva abierta y crítica- le llegó de vuelta como un bumerang.

Muchos aplausos para figuras meritorias

El aplauso más cordial y entusiasta no resonó tras el discurso de la presidenta del partido, sino cuando ésta destacó los méritos de ministros salientes y cuando mencionó por primera vez el nombre de Kramp-Karrenbauer y el del retirado ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble. Los aplausos para Merkel solo duraron cerca de cuatro minutos porque algunos simplemente siguieron aplaudiendo mientras ya se habían puesto a conversar en grupos pequeños. Hubo también quien ni movió las manos tras el discurso de la canciller.

Con el debate sorprendentemente abierto y crítico, el encuentro de Berlín fue un congreso de transición: antes de Annegret Kramp-Karrenbauer, aún con Merkel. Y, por largos pasajes, dio la impresión de ser el primer congreso de la CDU post Merkel.

Christoph Strack (ERS/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda