Opinión: el Premio Theodor Herzl para Merkel es un reconocimiento y una responsabilidad | Alemania | DW | 29.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Opinión: el Premio Theodor Herzl para Merkel es un reconocimiento y una responsabilidad

Cada año, el Congreso Judío Mundial honra a las personas que defienden un mundo en el que los judíos pueden vivir con seguridad y dignidad. Es por esto que Merkel merece recibir el galardón, opina Michel Friedman.

El Congreso Judío Mundial le otorgó el Premio Theodor Herzl a la canciller alemana Angela Merkel. Esto ciertamente puede parecer paradójico a la luz del reciente ataque a una sinagoga en el este de Alemania y los repetidos actos cargados de discursos de odio y violencia dirigidos contra instituciones y personas judías en toda Alemania. De hecho, la vida no ha sido tan amenazante y peligrosa para los judíos en Alemania desde 1945.

Esta situación ha ido de la mano con un hecho sin precedentes en la historia de posguerra del país: el partido Alternativa para Alemania (AfD), una agrupación que pronuncia odio, se ha convertido en la fuerza de oposición más fuerte en el Parlamento alemán hoy día. Millones de alemanes que saben muy bien lo que representa este partido han votado por él no solo en el Parlamento, sino también en las 16 legislaturas estatales.

El líder de la AfD, Alexander Gauland, le ha restado importancia a Adolf Hitler, al Tercer Reich y, por extensión, también al Holocausto al calificarlo como "solo una caca de pájaro" en la historia alemana. El discurso de su partido ha jugado con componentes antisemitas y racistas y creado un clima propicio para la violencia. Y los estudios muestran que el odio a los judíos y la propensión a usar la violencia contra ellos han aumentado considerablemente en Alemania.

Buchmesse Frankfurt | Michel Friedman

Michel Friedman

Protesta infructuosa

Sin embargo, a pesar de todos estos acontecimientos sombríos, la gran mayoría de los alemanes todavía defiende hoy la democracia, la libertad, los derechos humanos y la convicción de que la dignidad de una persona es inviolable. Entonces, aunque una minoría creciente cuestiona cada vez más la inviolabilidad de la dignidad de la gente, especialmente con respecto a los judíos, la mayoría de los alemanes están haciendo lo que pueden para contrarrestar esta perturbadora tendencia. Pero su protesta a menudo se ahoga, o son demasiado tímidos e ineficaces. Una parte de esta mayoría alemana simplemente no está presionando lo suficiente a las fuerzas antidemocráticas del país.

Pero también debe decirse claramente en este punto que ciertos elementos de la policía alemana, la fiscalía y el poder judicial han fallado en analizar y actuar adecuadamente sobre la amenaza que representa la extrema derecha en Alemania. Algunos políticos también se han negado a menudo a aceptar que el peligro del extremismo de extrema derecha, el terrorismo de extrema derecha y el antisemitismo son reales y, por lo tanto, no han reconocido en voz alta y confrontativa que estos son problemas que afectan a la sociedad en general y no solo a la minoría judía del país.

Bildergalerie Franz Kafka

El premio lleva el nombre de Theodor Herzl, conocido como el padre del sionismo político

Una postura clara

Independientemente de todo esto, Merkel todavía merece recibir el Premio Theodor Herzl de este año. Desde el principio, ha asumido una postura clara tanto personal como oficialmente, y ha levantado la voz en contra de los radicales de extrema derecha que se hacen pasar por centristas. Pero incluso ella debe enfrentar interrogantes sobre por qué las instituciones estatales no han hecho más para contrarrestar estos problemas en los más de 10 años que ha sido canciller de Alemania.

Merkel ha demostrado un compromiso ejemplar y una postura proactiva contra el antisemitismo en Alemania. Y ha dejado perfectamente claro que cualquier ataque contra la comunidad judía del país equivale a un ataque contra la democracia alemana. El antisemitismo no es un invento alemán, pero Ausschwitz sí lo fue.

No obstante, algo debe tenerse en cuenta: el premio es una señal de reconocimiento, pero también denota la responsabilidad de garantizar que en el futuro el respeto y la dignidad humana tengan una vez más prioridad sobre el odio y el ostracismo.

rrr/few

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda