ONU decide enviar 12.600 soldados a Mali | El Mundo | DW | 25.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU decide enviar 12.600 soldados a Mali

La fuerza de intervención será desplegada en julio y ayudará al Gobierno de ese país africano a combatir a los milicianos islamistas.

En una decisión unánime, el Consejo de Seguridad de la ONU acordó este jueves (25.04.2013) crear y desplegar una fuerza militar en Mali, con el fin de ayudar al Gobierno de ese país africano a combatir a las milicias extremistas de Al Qaeda en el Magreb Islámico y los radicales Tuareg, que habían puesto en jaque la estabilidad del país.

El despliegue estará compuesto por 12.600 soldados y policías, recibirá como nombre Minusma y tendrá como objetivo reestablecer el orden, misión que en parte ya fue conseguida gracias a una intervención militar encabezada por Francia y formada por efectivos de distintos países de África, como Chad y Nigeria.

La fuerza estará lista a partir del 1 de julio y será asistida por las tropas francesas, país que anunció que mantendrá un contingente menor de soldados en Mali con el fin de colaborar al despliegue organizado por la ONU. Originalmente Francia envió 4.000 soldados a la zona, y planea dejar 1.000 sobre el terreno una vez que Naciones Unidas tome el mando.

Enorme esfuerzo

Francia y varios países africanos han estado presionando durante meses para que la ONU asuma la misión y también financie el contingente africano. Según fuentes de Naciones Unidas, el despliegue (el tercero mayor comandado por esa institución, tras el de República Democrática del Congo y Darfur), costará hasta 800 millones de dólares por año.

Es probable que gran parte de la fuerza africana, conocida como AFISMA, se convierta en "cascos azules" de la ONU, según diplomáticos, que también aseguraron que otra parte del contingente provendrá de países de la Comunidad Económica de Estados de África Orientes (CEDEAO).

La resolución adoptada por la ONU incluye una cláusula que estipula que la creación de la fuerza de paz debe ser revisada por el Consejo de Seguridad en un plazo de 60 días después de su adopción, teniendo en cuenta la situación en el país. También queda claro que los soldados franceses podrán intervenir cuando los cascos azules estén “bajo una amenaza inminente y seria y a petición del secretario general” de la ONU, Ban Ki Moon.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad