ONU: a diario mueren 15.000 niños menores de cinco años | El Mundo | DW | 19.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU: a diario mueren 15.000 niños menores de cinco años

En el informe presentado por Unicef se destaca la preocupación por la tendencia detectada en las muertes de recién nacidos. A diario mueren 7.000 bebés que no han llegado a cumplir los 28 días.

Cerca de 15.000 niños menores de cinco años mueren a diario en todo el mundo. En total, el año pasado fueron 5,6 millones de niños, una cifra menor de los 9,9 millones de menores que fallecieron en el año 2000, según señalaron este miércoles (18.10.2017) el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Banco Mundial (BM).

Lea también:

OMS: la polución mata a 1,7 millones de niños

¿Trabajo infantil en los coches eléctricos?

Sin embargo, en el informe presentado por Unicef se destaca la preocupación por la tendencia detectada en las muertes de recién nacidos (cuatro semanas o menos), que aumentaron del 41 al 46 por ciento. A diario mueren 7.000 bebés que no han llegado a cumplir los 28 días, se señala en el documento.

Según señala el estudio, con una mejor atención se podría salvar a 30 millones de recién nacidos y otros 30 millones de niños menores de 30 años antes de 2030. "Tenemos el conocimiento y las posibilidades que tan sólo tenemos que llevar allí donde más se necesiten", dijo el el director de Salud de Unicef, Stefan Swartling, quien lamentó que a día de hoy todavía siga habiendo embarazos y partos en los que la vida de las mujeres corre riesgos", dijo Tim Evans del Banco Mundial.

Se podrían haber salvado

Además, de acuerdo con el informe, las causas principales de las muertes son infecciones pulmonares (16 por ciento) y diarrea (ocho por ciento). En el caso de los recién nacidos, un tercio muere por llegar el mundo demasiado pronto o por complicaciones durante el parto.

Además de los 5,6 millones de niños que mueren, otros 2,6 millones de bebés nacen muertos. Muchos de ellos se podrían haber salvado si la madre hubiese recibido atención durante el embarazo y el parto, si los niños hubiesen sido vacunados y si las madres hubiesen tenido

agua limpia o si en su entorno hubiese baños.

La mitad de los casos de fallecimientos en los recién nacidos se registraron en cinco países: India (24 por ciento), Pakistán (diez por ciento), Nigeria (nueve por ciento), Kongo (cuatro por ciento) y Etiopía (tres por ciento).

CT (EFE, KNA) 

DW recomienda

Publicidad