ONG denuncia que Italia le ha negado la entrada a Lampedusa | Europa al día | DW | 08.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

ONG denuncia que Italia le ha negado la entrada a Lampedusa

La ONG española Proactiva Open Arms denunció este lunes (07.08.2017) que Italia le ha negado la entrada a un puerto de la isla de Lampedusa (sur del país) para desembarcar a tres personas que había rescatado durante la noche en el Mediterráneo. Así lo confirmó el fundador del grupo, Oscar Camps.

Camps explicó que la Guardia Costera italiana indicó a la ONG que procediera al rescate de una embarcación que navegaba a la deriva en el Mediterráneo, la cual fue localizada a "100 millas de las costas de Libia", y luego "Italia, sorprendentemente", le "negó la entrada para dejar a estas personas en Lampedusa". Añadió que tampoco Malta ofreció una solución y criticó que ambos países se remiten el uno al otro.

"Uno nos manda al otro. Esta una muestra más de la descoordinación de Europa (...) Estamos en aguas internacionales a la espera de que nos autoricen entrar en Sicilia", subrayó, antes de puntualizar que esta madrugada llevarán 24 horas a la espera de recibir autorización. Además, Proactiva Open Arms señaló que otro de sus barcos sufrió las amenazas de los guardacostas libios, que llegaron a disparar para conseguir que la embarcación se alejara hacia Italia.

"Esta mañana los guardacostas libios financiados por Italia y la UE nos han amenazado de una forma muy agresiva, llegando a dispararnos por encima de nuestras cabezas, al aire. Ese barco estaba a 13 millas, fuera de las aguas libias. Ha sido un acto deplorable", narró. En su opinión, la Unión Europea (UE) lleva a cabo una campaña contra las ONG en el Mediterráneo "utilizando acusaciones no probadas o investigando a las que no se han querido adherir al código de conducta".

Camps se refería así al código de conducta que ha aprobado Italia y secundado la UE con el objetivo de gestionar la crisis migratoria en el Mediterráneo y que, entre otras cosas, prohíbe a las organizaciones humanitarias acceder a aguas territoriales de Libia, hacerse detectar por radares o emitir señales lumínicas que delaten su posición a los traficantes de personas.

Estos sucesos se producen un día después de que un barco de Médicos Sin Fronteras (MSF) trasladara a 127 inmigrantes y refugiados que había socorrido en el mar a dos embarcaciones de la Guardia Costera italiana para que estas pudieran llevarlos a Lampedusa. Los medios italianos aseguraron que Italia había prohibido el acceso de MSF a la isla, pero la ONG ha rechazado estas informaciones y ha asegurado que el traslado de los rescatados a los barcos de los guardacostas italianos "se llevó a cabo sin ninguna incidencia" y el motivo fue que "el puerto de Lampedusa tiene poca profundidad para que el (barco de esa organización) 'Prudence' pueda atracar". (EFE)

Publicidad