″Oleada de refugiados″: el impacto de ciertas palabras en nuestra mente | Política | DW | 19.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

"Oleada de refugiados": el impacto de ciertas palabras en nuestra mente

El lenguaje es poderoso. Hablar de "avalancha de refugiados" o "movimiento de refugiados" supone una gran diferencia a la hora de crear imágenes en nuestra mente, explica el lingüista Thomas Niehr.

Señor Niehr, ¿cómo nos influyen términos como "crisis de refugiados" o "turismo de asilo"?

Thomas Niehr: El lenguaje y el pensamiento están estrechamente relacionados en tanto que los conceptos que utilizamos también determinan nuestro pensamiento. En el debate sobre los refugiados, se puede comprobar esto muy claramente. Por ejemplo, cuando hablo de "crisis de refugiados", implica que se trata de una situación amenazante. Esto probablemente no esté claro para muchas personas, pero al usar la palabra, hacen dicha afirmación. El "turismo de asilo" o la "industria antideportación" son ejemplos aún más claros. Estos "conceptos de lucha” se solidifican como imágenes en la cabeza cuando los repetimos, incluso si solo se trata de una cita o para expresar indignación.

También llama la atención el uso de metáforas del ámbito de la naturaleza, como "ola de refugiados" o "avalanchas". ¿Por qué se usan a menudo esas imágenes?

Según una teoría lingüística, nuestro pensamiento funciona metafóricamente. En principio ese fenómeno no es nada especial. Sin embargo, se debe tener en cuenta una vez más que las metáforas aquí no son arbitrarias. Cuando hablo de inundaciones o avalanchas, estoy dando a entender que existe una amenaza. Y si voy un poco más allá, el siguiente paso es pensar que tengo que defenderme de manera preventiva. Además, al elegir ciertas palabras se caracteriza a los refugiados como una masa y no como individuos. Se obvia el destino de cada una de esas personas.

El Prof. Dr. Thomas Niehr.

El catedrático Thomas Niehr.

Dichos términos no solo los utilizan los populistas de derecha, sino también a menudo y de manera relativamente acrítica otros políticos, ciudadanos o incluso los medios de comunicación. ¿Tenemos todos que prestar más atención a las palabras que usamos?

Nosotros, como sociedad civil democrática, siempre debemos ser conscientes de cómo hablamos sobre el destino de los seres humanos y preguntarnos cuál es la manera más respetable de manejar nuestro lenguaje. Aquí juegan un papel especial las instituciones educativas y los medios de comunicación. En este sentido, ya se está haciendo algo al respecto. Por ejemplo, cuando el entonces ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, habló de una avalancha refiriéndose a los refugiados en 2015. Me agradó ver que se informó críticamente sobre el asunto. En mi opinión, hace décadas no había esa muestra de sensibilidad hacia el uso del lenguaje.

Para algunos, esa sensibilidad o incluso la corrección política es ir demasiado lejos…

Los que están en contra de la supuestamente excesiva corrección política provienen principalmente de la derecha, dicen que ya no les está permitido decir ciertas cosas. Sin embargo, no veo que tales tabúes existan en el discurso público, pero sí observo exageraciones en algunos lugares. Mi consejo es ver cómo es el uso real del idioma en lugar de realizar debates tan abstractos. Si me doy cuenta de que el "refugiado" solo se utiliza de manera peyorativa, me parece plausible considerar qué otras expresiones existen.

¿Cómo se puede reaccionar ante un lenguaje excesivamente subjetivo y con connotaciones negativas?

En vez de usar la palabra "ola de refugiados" se podría decir, por ejemplo, "movimiento de refugiados", así retrocedo un paso desde mi propia perspectiva. Sin embargo, hay que tener una cosa en cuenta: no se puede usar el lenguaje del todo objetivo , como tampoco existe el periodismo cien por cien objetivo. Todos nosotros siempre tenemos ciertos puntos de vista sobre las cosas y eso se refleja en nuestro lenguaje. Lo cual no significa que no podamos aspirar a ser totalmente objetivos.

Thomas Niehr es catedrático de Lingüística y Ciencias de la Comunicación en la Universidad RWTH de Aquisgrán. Sus ámbitos de investigación son, entre otros, el análisis del discurso, el uso público del lenguaje y la crítica lingüística.

Ines Eisele   (RMR/EL)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda