Ola de detenciones de homosexuales en Egipto e Indonesia | El Mundo | DW | 07.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ola de detenciones de homosexuales en Egipto e Indonesia

El último episodio de acoso contra esta comunidad fue el arresto de más de 50 personas en una sauna gay de Yakarta.

El camino hacia la igualdad real no acostumbra a ser un camino en línea recta. Defensores de los derechos de las personas LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales) advirtieron recientemente del rápido deterioro de la situación de este colectivo en dos países tan distantes y disímiles como Egipto e Indonesia.

La policía del país asiático detuvo en las últimas horas del viernes (06.10.2017) a 51 hombres durante una redada a una sauna gay de Yakarta, la capital de Indonesia, según informó Reuters este sábado. La agencia francesa AFP, sin embargo, eleva este número a 58. Entre los arrestados hay varios extranjeros, en concreto cuatro ciudadanos chinos, un singapurense, un malasio, un tailandés y un holandés.

La policía argumentó que el dispositivo se llevó a cabo tras recibirinformación ciudadana de que la sauna estaba siendo utilizada para la prostitución. Al ser preguntado por lo que estaban haciendo los presentes en las instalaciones en ese momento, el portavoz de la policía señaló que estaba demasiado oscuro. "LGBT es claramente relaciones entre personas del mismo sexo. Prostitución masculina”, dijo este sábado a Reuters, sin clarificar más. Además, añadió que los encausados podrían ser sentenciados hasta a seis años de prisión en virtud de la ley indonesia de pornografía.

La homosexualidad es legal en todo el país excepto en la conservadora provincia de Aceh, pero recientemente la policía ha estado utilizando las estrictas leyes sobre pornografía y drogas para criminalizar a las personas LGBTI. "Si hicieron una redada allí es porque son gais; eso es abusivo, es un abuso de poder”, declaró Andreas Harsono, investigador de la ONG de derechos humanos Human Rights Watch. "Si no hay víctima, no hay crimen”.

La situación se recrudece en el Egipto de al Sisi

A miles de kilómetros de allí, en la frontera noreste de África, la comunidad LGBTI egipcia vive un episodio similar de persecución por las fuerzas de seguridad del Estado. En las últimas dos semanas han sido detenidas más de 50 personas en medio de una campaña mediática de difamación con marcados tintes homófobos.

La persecución policial que los activistas llevaban tiempo denunciando se recrudeció después de un concierto de la banda libanesa Mashrou' Leila que tuvo lugar en El Cairo el pasado 20 de septiembre en el que algunos asistentes ondearon la bandera arcoíris, símbolo internacional de la diversidad sexual y de género. Poco después empezaron las detenciones. Los arrestados se enfrentan a posibles cargos de "indecencia” o "promoción de desviaciones sexuales”, pese a que la legislación egipcia no castiga específicamente las relaciones homosexuales.

Según denuncian los afectados, que afirman vivir con miedo en su país, la situación ha empeorado claramente desde la llegada al poder del presidente Abdelfatah al Sisi, tras el golpe de estado que protagonizó en julio de 2013.

La activista Dalia Abdelhamid, que se encarga de registrar el acoso a los LGTB y de conseguirles ayuda legal, aseguró a la agencia Efe que desde 2013 los cuerpos de seguridad han redoblado sus esfuerzos para "cazar" homosexuales en las redes sociales, a través de falsas aplicaciones de móvil y concertando citas, haciéndose pasar por gais. En las oficinas de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, donde trabaja, Abdelhamid cuenta que desde octubre de 2013 hasta marzo de 2017 registraron 232 detenciones de personas por su orientación sexual. A  estas habría que sumar las 57 ocurridas desde el 22 de septiembre hasta este sábado.

EAL (efe, Reuters, afp)

DW recomienda

Publicidad