Ojo con Obama | La prensa opina | DW | 25.07.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Ojo con Obama

El tenor que impera en la prensa alemana en relación con la visita del candidato presidencial estadounidense Barack Obama es positivo. Pero algunos advierten poner atención.

default

Qué daría Obama porque así reaccionaran en Ohio.

Der Tagesspiegel de Berlín se muestra entusiasmado: "Este discurso sólo se podría haber dado en Berlín. No fueron jefes de Estado el público deBarack Obama, su discurso tampoco resultó retóricamente brillante. Pero el mensaje de este hombre de 46 años con seguridad tiene peso simbólico para una nueva generación a ambos lados del Atlántico. Es poco probable que algún evento político haya jamás reunido tanta gente joven en Alemania. ¿Qué significa esto para Alemania? ¿Para Berlín? “Miren esta ciudad” retomó Obama el discurso histórico del alcalde de Berlín Ernst Reuter hace 60 años sobre una capital alemana libre. ¿Qué mejor cosa podría haber sucedido que un potencial próximo presidente de Estados Unidos esté enviando este mensaje al mundo desde Berlín?”

Sueddeutsche Zeitung se muestra mucho más cautelosa y cuestiona si Obama simplemente habló en calidad de orgulloso ciudadano estadounidense: “No se debe sobreestimar el discurso de Berlín. Obama ha comprobado ser un estratega inteligente a lo largo de su campaña. Conoce bien a su audiencia. En Berlín ganó al público entusiasta alemán, pero su verdadera audiencia se muestra indecisa, los electores blancos en Ohio, Pennsylvania, Colorado y Virginia. Quiere convencerlos a todos de que el mundo también escucha a un presidente negro. Por lo mismo dio su discurso en Berlín. Los estadounidenses ven a los alemanes -a pesar de su resistencia a la guerra en Irak- como un aliado confiable y no indomables como los franceses o voluntarioso como los británicos. Y hay otra cosa que no se debería olvidar cuando se habla de Obama. Es capaz de modificar posiciones supuestamente escritas en piedra y ajustarlas a nuevos requerimientos. Ha relajado un poco su resistencia a acuerdos de libre comercio y la retirada total de Irak ha dejado de ser parte de su programa. No se debería olvidar esto cuando se analiza el contenido del discurso de Obama en París.”

El periódico sensacionalista Bild escribe: "Barack Obama tocó los corazones de su audiencia. Este hombre que quiere cambiar tantas cosas en su propio país se apega al sueño americano: la política puede cambiar al mundo. A diferencia de George W. Bush quiere hacerlo en cooperación con otros, especialmente con Europa. Este es el mensaje de Berlín: ¡Tratemos unidos! Pero un presidente Obama no dejará que otros intervengan de forma gratuita. No dijo que es lo que espera, pero no es difícil imaginarlo. Ha hecho un llamado a un incremento de la participación alemana en crisis internacionales, un llamado por más soldados alemanes. No importa que lo que piensen sobre esta demanda. Un presidente Obama será amigo de Alemania y un fan de Berlín.”

El comentario del Financial Times Deutschland es un poco más sobrio: “El discurso de Obama fue un anuncio en pro de la lucha contra el terrorismo. Habló sobre el puente aéreo sobre Berlín e hizo un llamado de solidaridad. El gobierno alemán finalmente sabe que puede esperar la demanda de una mayor participación en Afganistán. Estados Unidos no acepta que tengan que luchar solos la guerra contra los talibanes mientras que Alemania interpreta el papel de amigable socio de reconstrucción. Como el Gobierno alemán ya sabe lo que le espera, los electores de los grandes partidos políticos pronto registraran un duro despertar cuando vean que la nueva América de Obama persigue los viejas metas."