Ofelia Medina: ″En México se vive una pobreza aterradora″ | Justicia Social | DW | 26.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Justicia Social

Ofelia Medina: "En México se vive una pobreza aterradora"

La actriz y activista mexicana Ofelia Medina denuncia los ataques armados que sufren comunidades indígenas que viven en la miseria en el sureño estado de Chiapas, con el objetivo de desplazarlos de sus territorios.

Organizaciones civiles se muestran preocupadas por las continuas agresiones armadas contra unas trece comunidades mayas, en el municipio de Aldama, situado en el sureño estado mexicano de Chiapas. Ni los niños, ni las religiosas se han salvado de las agresiones. "Nuestra caravana fue atacada a balazos el 18 de noviembre pasado, cuando llevábamos alimentos a una comunidad de Aldama que se llama Cocó. Balacearon nuestro coche y una compañera que es monja, que nos acompañaba, resultó herida en una pierna", afirma la actriz y activista mexicana Ofelia Medina, en conversación con DW. La actriz pide a la comunidad internacional solidaridad y apoyo para estas comunidades en donde hay cientos de desplazados por la violencia.

La comunidad tzoltzil de Cocó, que vive en extrema pobreza, se encuentra asediada por un grupo armado, pese a que en el lugar se encuentra un destacamento de la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana (SSyPC). Según reportes de prensa, ni elgobierno estatal ni federal han tenido la capacidad para buscar la paz y la reconciliación entre los pueblos de Aldama y Chenalhó, que supuestamente se disputan 60 hectáreas de tierra. 

Ofelia Medina rechaza la argumentación de que el conflicto es por el enfrentamiento entre comunidades. "Eso es lo que el gobierno quiere que creamos, que es un conflicto intercomunitario. El actual conflicto es uno de despojo en el que están involucrados personajes de la política del Estado de Chiapas. Quieren despojar a las comunidadesde sus territorios. Son grupos armados, de corte paramilitar, que fueron armados por los caciques. De lo que se trata es de ahuyentar a la gente para que deje su territorio”.

El tren llamado La Bestia, que utilizan migrantes para llegar a Estados Unidos, pasa cerca de Palenque, Chiapas.

El tren llamado "La Bestia", que utilizan migrantes para llegar a Estados Unidos, pasa cerca de Palenque, Chiapas.

Paso de drogas y actividades ilícitas

La activista sostiene que ese territorio es un paso de drogas, de personas, y de muchas actividades ilegales, solapadas por el gobierno del Estado. Un reportaje del portal de investigación Animal Político confirma la versión de la actriz y activista, y advierte que miles de familias indígenas han sido desplazadas por paramilitares y grupos criminales.  

El portal afirma que las primeras versiones oficiales atribuyen este conflicto a la lucha por un predio de 60 hectáreas entre habitantes de dos comunidades; sin embargo, los habitantes de la zona aseguran que  tras el levantamiento zapatista de la década de los 90 se rearmaron los grupos paramilitares con el visto bueno de las autoridades locales.

El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, refrendó esa versión en declaraciones de enero de 2019. "Hay presencia de grupos paramilitares de una gran capacidad de fuego, incluso de grupos ligados presuntamente a la delincuencia organizada, que han generado violencia".

Pese a las buenas intenciones de Encinas, según Ofelia Medina, los intereses locales y la política local son más fuertes. "Tres horas después de que el funcionario firmara un acuerdo con el gobernador y los presidentes municipales, en noviembre pasado, había nuevas agresiones desde Chenalhó a Aldama. Desde entonces se han intensificado, hace unas semanas balacearon a un campesino en las dos piernas, y la tensión es tal que nosotros seguimos sin poder entrar para distribuir ayuda humanitaria”, asegura.

Ofelia Medina fundó en 1990 el Fideicomiso para la Salud de Niños y Niñas (Fisanim) o Fideo, después de participar en un primer diagnóstico sobre la salud de la niñez indígena en México, que reveló que un  87% de la niñez indígena padece desnutrición crónica. Las peores condiciones de vida fueron registradas en la Montaña de Guerrero, en la zona Huasteca, en el estado de Veracruz, y en el centro de la Península de Yucatán, así como en los estados de Oaxaca y Chiapas.

La rebelión zapatista de 1994 con demandas de justicia y reivindicación de los derechos indígenas y de los pobres.

La rebelión zapatista de 1994 con demandas de justicia y reivindicación de los derechos indígenas y de los pobres.

Comunidades aisladas y en la miseria

"El Coneval (instancia gubernamental que mide la pobreza en México), registra 10 millones de personas en la miseria, y están en lugares aislados, a los que no se puede acceder por carretera, no hay caminos. Ahora, después del coronavirus, esta cifra se va a duplicar. Nosotros queremos alertar que en nuestro país, el actual gobierno no reconoce la miseria, solo la pobreza”.

Ofelia Medina afirma que ella ha viajado por todo el país y conoce las comunidades más alejadas y marginadas. "Ahora la gente no sale por la pandemia. Para conocer la situación de esa gente que vive en las montañas, en los desiertos, hay que ir ahí, existe una ignorancia nacional. Es aterrador que en nuestro país una familia viva con menos de un dólar al día”.

La actriz, famosa por su trayectoria en el cine y la televisión, en el teatro y en la radio en México, asegura que desde pequeña tuvo una inclinación por la actuación, al igual que una vocación por oponerse a la injusticia. Para ella, la rebelión zapatista de 1994 fue un "Ya basta”, en un país en donde el hombre más rico es también uno de los más acaudalados del mundo. "Fue un grito de nos estamos muriendo, mientras tenemos a los hombres más ricos del mundo. La sociedad civil, los zapatistas y el gobierno de México entablaron un diálogo por la paz, y se firmaron los Acuerdos de San Andrés. Ahora ignoran esos acuerdos, pero ahí está fundamentado lo que debería pasar para que haya un cambio hacia la Justicia Social”, afirma.  

Abuela tejedora de Chiapas.

Abuela tejedora de Chiapas.

20 millones en la pobreza extrema

La actriz considera que el actual gobierno ignora la miseria en la que viven millones de mexicanos. "Tenemos 10 millones de personas al borde de la hambruna, en una emergencia alimentaria. Después de la pandemia por coronavirus, el mismo Coneval dice que serán 20 millones. El gobierno tendría que haber puesto en marcha programas para atender la emergencia alimentaria y agrícola. En vez de eso, están haciendo un tren para el turismo, están construyendo una ruta interoceánica para convertir a México en un basurero de chatarra china. El gobierno dice que están generando empleos, pero son empleos esclavizantes. Trabajo es que la gente trabaje su tierra, no que sea un empleado en la construcción de un tren o esclavo de un hotel de lujo”.

La actriz cuestiona que el gobierno, en vez de cambiar de rumbo y establecer prioridades al llegar la pandemia, sigue con sus mismas prioridades, la construcción del Tren Maya, los proyectos de hidrocarburos. "No hay un solo programa alimentario, es una irresponsabilidad histórica. La segunda causa de muerte es por diabetes, debido a que en México muchas comunidades no tienen agua, pero, eso sí,llega la Coca Cola a esos lugares”.

Ofelia Medina asegura que sería muy sencillo combatir el hambre volviendo a la dieta ancestral de los mexicanos. "Alentando el cultivo del frijol y del maíz, recuperando el amaranto. Es lo que hacemos con nuestro programa alimentario. Tenemos 30 años trabajando con las comunidades más difíciles, desplazados de Chiapas, zapatistas, la comunidad de las Abejas, hemos reintroducido el amaranto, que era la dieta tradicional de México antes de la conquista, es proteína. Sin embargo, no hay un solo programa alimentario gubernamental que considere esto”.

Enlaces externos