OEA supervisa ″tregua mara″ en El Salvador | América Latina | DW | 28.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

OEA supervisa "tregua mara" en El Salvador

El secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell, verificó la entrega de 150 armas de fuego como parte de un "gesto de buena voluntad" de las pandillas.

La actividad se realizó en la céntrica Plaza Cívica de la capital salvadoreña, bajo la supervisión del representante de OEA en El Salvador, Ronalth Ochaeta, el ministro interino de Seguridad y Justicia, Douglas Moreno, además de Raúl Mijango y el sacerdote católico Fabio Colindres, mediadores de la llamada "tregua mara".

Estas entregas de armas de todo tipo en las cárceles y en plazas públicas son parte de la tregua, iniciada en marzo del año pasado y que consiste en un cese de asesinatos entre las pandillas, así como otras medidas que conlleven a un "proceso de pacificación".

De acuerdo a un comunicado de las pandillas, leído por Blackwell, el armamento se recogió en los municipios denominados "zonas libres de violencia", es decir, en nueve localidades, a las que se pretenden incorporar periódicamente más. El material entregado pasó a custodia de las autoridades, las que indagarán si se cometieron delitos con dichas armas.

Blackwell anunció igualmente que buscará aclarar aspectos relacionados a la tregua con dirigentes de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), partido que en los últimos días mostró su rotundo rechazo al proceso.

Adam Blackwell verificó la entrega.

Adam Blackwell verificó la entrega.

La tregua permanece "firme"

El pasado 13 de junio de 2012, el secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, constató en la misma Plaza Cívica la entrega de de 77 armas de fuego y una mina terrestre, a la vez que endosó su respaldo al entonces incipiente proceso de disminución de violencia iniciado por las pandillas en El Salvador.

La semana anterior, pandilleros reclusos de tres centros penales en El Salvador entregaron una serie de elementos considerados ilícitos al interior de las cárceles, queriendo con ello mostrar que la tregua permanece "firme".

El gobierno salvadoreño indica que la tregua entre pandillas contribuyó a reducir los homicidios de 15 a cinco o seis diarios; igualmente la tasa de homicidios cayó de 68 por cada 100.000 habitantes a 30 por cada 100.000 habitantes, situando a El Salvador en la media latinoamericana de tasas de homicidios.

rml (dpa, diarios)