OCDE: cada vez más desigualdad en Alemania | Alemania | DW | 06.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

OCDE: cada vez más desigualdad en Alemania

La sociedad alemana esta cada vez más dividida. La brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande. Según un estudio de la OCDE, la solución es una mayor inversión en la educación.

Geschäftsleute arbeiten an einem Spreadsheet © Kzenon #19965256

Desigualdad de ingresos en Alemania

Según el estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el cual se examinó la distribución de ingresos en 34 países, la desigualdad ha crecido sobre todo en Alemania. Las personas con mayor ingreso ganan en este país en promedio casi ocho veces más que los de menor ingreso. Una razón de esta disparidad es el creciente número de personas que trabajan en el sector de bajos salarios, según se lee en el estudio de la organización con el nombre “Estamos divididos - ¿Por qué sigue creciendo la desigualdad?”.

Los pobres trabajan cada vez menos

Según Monika Queisser, coautora del estudio, incluso en este sector los alemanes trabajan y ganan cada vez menos: “Hace 20 años  la gente en este sector trabaja un promedio de 1.000 horas al año. Este número ha caído a 900 horas anuales mientras que los mejor pagados trabajan más de 2.200 horas anuales”, dijo la experta y añadió que estas cifras demuestran que en Alemania existe cada vez más polarización entre pobres y ricos.

Además, hay cada vez más empleados a tiempo parcial. Aunque las mujeres tienen un mejor acceso al mercado laboral, les resulta difícil encontrar empleos a tiempo completo que les ofrezcan mayores oportunidades de ascenso en su carrera y, por lo tanto, un mejor salario. Una razón para este desarrollo es, según el estudio, la falta de posibilidades de cuidado de niños, lo que afecta sobre todo al creciente número de padres solteros.

OCDE: Educación es el factor clave

Por ello, la OCDE  le recomienda a Alemania que no ahorre en la educación a pesar de la actual crisis en Europa. Según Queisser, solo una buena educación, desde la infancia hasta los cursos de perfeccionamiento en la carrera, aporta a largo plazo los empleos e ingresos adecuados.  “Hemos visto como éste fue el único factor con la capacidad de aumentar el número de empleados y, al mismo tiempo, de reducir la desigualdad en los ingresos”, afirmó la experta.

zum Thema Thema ungleiche Bezahlung von Frauen und Männern Mutter mit Kleinkind und Baby im Kinderwagen © tina7si #36810298

Los padres solteros están entre los más afectados

Para alcanzar una mayor justicia social se requiere también una redistribución de los ingresos fiscales. Para esto se necesita impedir la evasión fiscal, suprimir los privilegios fiscales para los más ricos y subir los impuestos sobre el patrimonio y la propiedad inmobiliaria, indica la experta.

Disposición de pagar impuestos podría estar en peligro

Al mismo tiempo, las transferencias corrientes se han vuelto más importantes que nunca para nivelar las pérdidas de las personas con salario bajo. La recesión actual intensifica la desigualdad. Por ello, la organización recomienda a los gobiernos que hagan lo necesario para cerrar la brecha entre ricos y pobres ya que ésta repercute de “manera fatal” en la sociedad. Queisser indicó que es solo un 0,1 por ciento de la población mundial que se beneficia más del progreso actual. “Cuando la clase media se siente en peligro y dice que no tiene futuro, baja su disposición de pagar impuestos y de contribuir a la redistribución de las riquezas”, dijo la experta y agregó que ve en este desarrollo una tendencia que debe ser detenida de inmediato.

Autores: Evi Seibert/Gabriel Domínguez

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Publicidad