Obama y Xi hablan de temas difíciles en cumbre bilateral | El Mundo | DW | 08.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama y Xi hablan de temas difíciles en cumbre bilateral

Los mandatarios de Estados Unidos y China abordaron asuntos como la situación en Corea del Norte, la seguridad informática y el cambio climático.

Dos días de discusiones en los que compartieron casi ocho horas de reuniones. Barack Obama y su invitado, el mandatario chino Xi Jinping, parecen haber sentado las bases de una fructífera relación entre las mayores potencias del planeta en la cumbre realizada en un lujoso complejo ubicado cerca de Palm Springs, en California.

Se trató de una cumbre informal, sin corbata, que intentó inyectar cierta calidez a reuniones que suelen estar siempre lastradas por el protocolo y las tensiones. Durante los encuentros, Obama y Xi hablaron de cambio climático, tema en el que llegaron a un acuerdo para combatirlo, según reportó la Casa Blanca.

Ver el video 00:58
Now live
00:58 minutos

Una visita de Estado relajada

La fuente oficial informó que lo pactado apunta a reducir los clorofluorocarburos y a avanzar en los esfuerzos en base al acuerdo internacional por la protección de la capa de ozono de 1987. El encuentro bilateral finalizó este sábado (08.06.2013), cuando la delegación de China retornó a Asia.

Conversaciones “espléndidas”

“Espléndidas”, dijo Obama a la pasada cuando fue consultado sobre el estado de las conversaciones. Ambos mandatarios caminaron en la mañana del sábado por los cuidados jardines de la lujosa hacienda, conversando amigablemente en inglés, siendo secundados por traductores y asesores. Para la ocasión, ambos lucieron tenidas informales.

Los jefes de Estado debatieron sobre cómo abordar el ascenso del gigante asiático en el escenario internacional, así como también debates sobre Corea del Norte (tema en que el Obama solicitó colaborar activamente), el comercio mundial y las disputas territoriales de China con Japón, entre otros temas.

Obama dejó de lado las cortesías en la reunión y planteó a Xi su preocupación por la seguridad informática y los presuntos ciberataques realizados por China. Xi, por su parte, pudo expresar directamente a su contraparte su deseo de “un nuevo modelo de relaciones entre grandes países” en el que China pueda ser vista como un socio de igual peso en el escenario mundial.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad