Nuevo video de Rammstein provoca controversia | Cultura | DW | 28.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Nuevo video de Rammstein provoca controversia

¿Fue Rammstein demasiado lejos con su nuevo videoclip en que los músicos aparecen como presos en un campo de concentración? Joachim Trebbe, de la FU Berlín, habló con DW sobre provocación, fines publicitarios y tabúes.

Lindemann y sus tres compañeros del grupo musical Rammstein están de pie, uno junto a otro, en un entorno sombrío, con sogas al cuello y ropas a rayas que recuerdan a los prisioneros de los campos de concentración. Un movimiento lento de cámara los muestra bajo la horca. Así es como Rammstein presenta un adelanto de 35 segundos de su nuevo video con el que ha causado indignación entre los representantes del gobierno alemán y la comunidad judía.

Deutsche Welle: Sr. Trebbe, ¿cuál fue su primer pensamiento cuando vio algunas imágenes del nuevo video de Rammstein?

Joachim Trebbe: Lo primero que pensé es que encaja muy bien con la apariencia estética y óptica de Rammstein: la estética de los años 30, sobre la que a menudo se ha debatido en relación con la estética nacionalsocialista. Se trata de un entorno gris, místico, triste y que da miedo. Concuerda, por decirlo así, con el desarrollo de ese grupo y también con lo que quiere transmitir cuando se trata de la presentación visual.

Joachim Trebbe.

Joachim Trebbe, profesor en la FU de Berlín.

Charlotte Knobloch, expresidenta del Consejo Central de Judíos en Alemania, es una de las muchas  personas que critican duramente el video. Ella dice que el grupo "ha abusado del sufrimiento y el asesinato de millones de personas con el fin de entretener". ¿Tiene razón?

En la primera serie de ficción estadounidense "Holocausto" se mostraba la persecución de una familia que luego, en parte, acaba pereciendo en los campos de concentración. También se criticó precisamente lo mismo: que no se debía usar como tema de entretenimiento.

El caso de Rammstein es ahora un poco diferente, porque naturalmente lo combinan con un cierto concepto estético. El hecho de que se tenga la sensación de que de alguna manera es bonito lo que se ve, le da al asunto otro giro.

En la serie "Holocausto" no fue en absoluto ese el caso. Desde el principio, estaba claro que era una historia dramática. Ante este trasfondo, creo que es totalmente justificado que se diga que Rammstein genera publicidad a costa de las víctimas del Holocausto, porque esas víctimas están vinculadas a cierta impronta que hace que despierten el interés en los medios de comunicación o en la opinión pública.

¿Cómo califica la reacción de la opinión pública ante este corto videoclip?

Todos los medios de comunicación informan ahora al respecto. Se crea una cierta alarma cuando aparece un video con una estética así. Creo que estamos experimentando, por así decirlo, el comienzo de la indignación mediática.

Es posible que se trate de algún tipo de truco publicitario. Pensarían que las asociaciones de víctimas y los historiadores se les echarán encima, de manera que todos esperarán la versión completa del video. Entonces obtendrán un montón de clics. Quizás sea legítimo hacer eso en la actualidad.

Legítimo, ¿pero también en relación con dicho clip de Rammstein?

En principio, uno debe preguntarse si puede usar el rol de víctima de la persecución nacionalsocialista con fines publicitarios. Ahora mismo estamos en una época de cambio, en la que los últimos testigos, las últimas personas que vivieron (el Holocausto), se están muriendo. La cultura del recuerdo cambia, porque ahora la información es de segunda mano.

Creo que por eso la gente, en estos momentos, es aún muy sensible. Pienso que en el futuro, el tema de la persecución de los judíos y su asesinato se usará más a menudo como un tema "normal" y que también la indignación al respecto disminuirá.

¿Cómo ha llegado a esa conclusión?

En este momento, la cultura del recuerdo está muy institucionalizada a través de sitios conmemorativos, libros, museos, etc. Como resultado, uno se aleja de esa empatía humana y dice: "Bueno, eso es un delito histórico, se puede ver y, por supuesto, los artistas o cualquier otra persona pueden utilizarlo para convertirlo en un tema". Es decir que en algún momento ya no funcionará la ruptura del tabú.

¿Pero diría que Rammstein ha roto un tabú en este momento?

Es un poco difícil de juzgar, justo porque se trata de Rammstein. Con un grupo de música como Rammstein hay que esperar y ver qué pasa. Es demasiado temprano para indignarse.

(rmr/er)

Joachim Trebbe es profesor de periodismo y ciencias de la comunicación en la Universidad Libre de Berlín (FU Berlin). Sus temas de investigación incluyen el uso, los efectos y los mecanismos de los medios de comunicación, la selección de noticias y la cobertura informativa sobre famosos.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda