Nuevo “poder verde” avanza en Alemania | Alemania | DW | 17.11.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Nuevo “poder verde” avanza en Alemania

En el partido alemán Los Verdes reina el optimismo, ya que, según encuestas, su popularidad va en aumento. No sólo por su orientación ecologista, sino por su credibilidad, Los Verdes son el partido del momento.

El presidente de la fracción parlamentaria de Los Verdes en Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann. ¿Los Verdes al poder?

El presidente de la fracción parlamentaria de Los Verdes en Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann. ¿Los Verdes al poder?

En el distrito de Berlín-Kreuzberg, uno de los más multiculturales y políticamente movidos de la capital alemana, los Verdes acapararon el 47 por ciento de los votos en 2009 con Hans-Christian Ströbele, que fue elegido diputado, logrando así el único mandato directo para el partido en todo el territorio alemán. Ströbele, diputado verde en el Parlamento Federal, piensa que los votantes conocen bien cuál es su posición. Credibilidad es la palabra clave para explicar la creciente popularidad de Los Verdes: “Somos más creíbles que los políticos de otros partidos y nuestra postura por el medioambiente se ha convertido en tema central para todos”, señala el diputado.

Camino al éxito

Los Verdes sacaron el 10,7 por ciento de votos en las elecciones parlamentarias de 2009 y, con ellos, el título del “menor partido de oposición”. Si se hoy a elecciones federales, un 20 a un 25 por ciento de votantes marcaría la boleta a favor de Los Verdes. El partido ecologista alemán nunca vivió tal euforia en las encuestas, y nunca fueron tan queridos por la población como en este momento. El panorama político alemán está cambiando, y el electorado no se ciñe, como en épocas anteriore,s a los partidos tradicionales. La Unión Democristiana (CDU) y su partido hermano de Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU), así como el Partido Democrático Liberal (FDP) espantaron a sus adeptos en su primer año de gobierno de coalición. Y de eso sacan provecho hoy Los Verdes.

Flash-Galerie Themen der Grünen Energie

Los alemanes toman cada vez más en serio la política energética de Los Verdes.

Los Verdes: ¿nuevo partido popular?

Recién cuando haya elecciones en los Länder, en 2011, se sabrá si las encuestas reflejan algo más que un estado de ánimo pasajero. En 2011 se convocará a elecciones en seis Estados y también en Berlín, donde Renate Künast, ex ministra alemana de Agricultura y hoy presidenta de la fracción de Los Verdes en el Parlamento, competirá como candidata principal por la alcaldía de Berlín con el alcalde en ejercicio, Klaus Wowereit, del Partido Socialdemócrata (SPD).

En Baden-Württemberg, otro candidato de Los Verdes, Winfried Kretschmann, podría resultar ministro presidente de ese Estado, donde el fuerte movimiento de protesta contra la construcción de la nueva central del ferrocarril en la ciudad de Stuttgart, el proyecto Stuttgart 21, hizo que Los Verdes ganaran más adeptos. Tantos, que se corre el rumor de que, en Baden Württemberg, el Gobierno de CDU y FDP pronto pasaría a ser historia.

“Luchamos por la victoria y no por un mejor lugar”, afirma Claudia Roth, jefa de Los Verdes, subrayando la ambición que los mueve. Este nuevo impulso cambiaría totalmente el panorama electoral y político en Alemania, opina Richard Hilmer, del instituto de investigación y sondeo electoral Infratest Dimap: “Por primera vez se vislumbra la posibilidad de que uno de los partidos pequeños logre colocar a un candidato de sus filas como ministro presidente de un Estado”, analiza Hilmer.

La clausura de las centrales nucleares, la protección del clima y la igualdad de género son los caballitos de batalla de Los Verdes desde hace décadas, y, entretanto, ya no son temas marginales sino que están en el centro del debate sociopolítico en Alemania. “Toda la sociedad alemana se volvió más verde”, dice el jefe del Partido, Cem Özdemirm, “y nosotros también cambiamos”.

Las discusiones sobre el curso del partido ya no terminan, como antaño, arrojando bolsas con pintura, sino haciendo concesiones, y en las filas verdes se ve más gente de traje que vestida con pulóveres tejidos a mano. Pero lo más importante es la actitud, y los Verdes demuestran que tienen un perfil muy claro en el que los contenidos están antes que cualquier ambición de poder político, uno de sus axiomas en el trabajo conjunto con otros partidos.

Flash-Galerie Themen der Grünen Atomausstieg

Los Verdes apoyan el cierre de las centrales nucleares en Alemania.

Verde-Rojo o Rojiverde?

Los resultados de las encuestas provoca el temor de los partidos tradicionales. Los socialdemócratas se van acostumbrando lentamente a la idea de que tal vez pronto sean los socios menores de una coalición Verde-Roja, lo cual siempre fue al revés, hasta ahora.

Pero junto con la popularidad también aumentan las posibilidades de que los resultados no sean como se esperaba, piensa Richard Hilmer, de Infratest, y recuerda el caso del Partido Demócrata Liberal, que cayó en las encuestas desde que forma parte del Gobierno de coalición. Si los Verdes llegan alguna vez al poder regional, los electores los tendrían bajo observación constante, con lo cual “estarían sometidos a una presión mucho mayor”, apunta Hilmer. Y es allí donde Los Verdes deberán probar si valen lo que pesan.

Las expectativas son altas, pero la mayoría de Los Verdes cree que podrá cumplir con ellas. Los resultados de las encuestas no son los de las elecciones, piensan los líderes del partido, y, además, el partido no se hizo popular de la noche a la mañana, sino que se ganó poco a poco la simpatía de los alemanes. Por eso, el lema del congreso partidario de Los Verdes es “volemos bajo”, aunque por el momento se encuentre volando hacia la cima.

Autora: Nina Werkhäuser/ Cristina Papaleo

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda

Publicidad