Nuevo juicio pende sobre Berlusconi | Europa | DW | 29.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Nuevo juicio pende sobre Berlusconi

Berlusconi, quien fue condenado en firme por fraude fiscal en agosto, podría afrontar otro juicio. Al ex primer ministro se le acusa de sobornar a testigos para que dieran testimonios falsos a su favor en el “caso Ruby”.

El ex primer ministro Silvio Berlusconi, quien fue condenado en firme por fraude fiscal en agosto y expulsado del Senado este miércoles (27.11.2013), podría afrontar otro juicio dentro de poco. Este 29 de noviembre, el empresario de los medios y sus abogados fueron acusados de haber sobornado a testigos para que dieran testimonios falsos a su favor. Los cargos se derivan de la argumentación de la sentencia de condena dictada en julio contra tres colaboradores de Berlusconi en el "caso Ruby".

Varias de las mujeres que testificaron para la defensa de Berlusconi confesaron haber recibido pagos mensuales que ascendían a al menos 2.500 euros para que testificaran en el proceso que culminó con la condena de varios colaboradores de Berlusconi por contratar prostitutas para organizar orgías en la mansión del magnate de los medios. Al político italiano se le atribuye el haber mantenido relaciones sexuales en esas fiestas con una menor de edad conocida como "Ruby Robacorazones".

“Perversión de la Justicia”

El caso Ruby sigue persiguiendo al ex primer ministro Silvio Berlusconi.

El "caso Ruby" sigue persiguiendo al ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Con esos pagos, Berlusconi intentó falsificar pruebas, argumentan los jueces. Éstos instaron a la Fiscalía a investigar tanto al ex primer ministro como a sus abogados –Nicolo Ghedini y Piero Longo– y a las mujeres que testificaron a su favor. Los cargos en su contra: pervertir el rumbo de la Justicia hacia la corrupción. Si los fiscales encuentran pruebas y los jueces así lo deciden, Berlusconi y los demás podrían volver a sentarse en el banquillo de los acusados por corrupción, un delito penado con entre cuatro y diez años de cárcel.

El hecho de que la argumentación de la condena de julio se publique ahora no es extraño; en Italia, las argumentaciones suelen darse a conocer meses después de promulgadas la sentencia. Berlusconi siempre ha negado todo los cargos asegurando que sólo fue el anfitrión de "cenas elegantes" en su mansión a las afueras de Milán. También rechazó su condena por fraude fiscal como "golpe de Estado" ordenado por jueces de "extrema izquierda", que buscan una "vía judicial hacia el socialismo".

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad