Nuevo impuesto para ricos en Francia para reducir el déficit | Economía | DW | 24.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Nuevo impuesto para ricos en Francia para reducir el déficit

Una tasa del 3% gravará a los contribuyentes con ingresos superiores a 500.000 euros anuales. Es una de las medidas del plan con el que el gobierno francés pretende mejorar sus finanzas en 12.000 millones de euros.

default

Se trata de una "tasa provisional", aseguró el primer ministro francés.

Como si de una gangrena se tratara, la crisis de deuda que hasta ahora atenazaba a los países de la periferia de la zona euro amenaza con extenderse a otros miembros centrales de la moneda única. Es el caso de Francia, que se ha visto obligada a presentar un plan de ahorro con el que aspira a garantizar el mantenimiento de la máxima calificación crediticia, la denominada "triple A". Los rumores de una posible rebaja en la calificación del riesgo país, hace unos días, provocaron fuertes pérdidas en las bolsas europeas.

Los ricos pasarán por caja

Krisentreffen in Paris August 2011 Merkel und Sarkozy Pressekonferenz

La crisis del euro afecta ya a las grandes economías: Francia y Alemania frenan su crecimiento.

Más impuestos y menos gasto. Ésa es la receta que se impone en toda Europa y que, para Francia, no es excepción. El gobierno galo busca ahorrar hasta 12.000 millones de euros de aquí a finales de 2012. Con medidas como el establecimiento de un nuevo impuesto del 3% sobre aquellos contribuyentes con unos ingresos anuales superiores a los 500.000 euros. Una tasa que el ejecutivo quiere sea provisional y que desaparecerá una vez se cumplan los objetivos de déficit, que según los planes deberá reducirse del 7,1% del año pasado a tan sólo el 3% en 2013.

La medida llega después de que algunas de las personas más ricas de Francia instaran al gobierno francés a cobrarles más impuestos para ayudar a resolver los problemas financieros del país. Dieciséis ejecutivos de diversas compañías, grandes empresarios y magnates pidieron la creación de una "contribución especial". Entre ellos, los multimillonarios herederos de L'Oreal y el director del gigante petrolero Total.

Pero habrá más: París reducirá algunas de las desgravaciones fiscales existentes, los conocidos como "nichos fiscales". Además, se limitarán los beneficios fiscales hasta ahora en relación con las horas extras trabajadas, los impuestos que gravan el tabaco aumentarán en un 6% y también crecerá la presión fiscal sobre el alcohol. Por último, habrá una modificación del impuesto de sociedades.

Se frena el crecimiento económico

El paquete de medidas anunciado por el primer ministro, François Fillon, no es sólo fruto de la presión de los mercados y de los rumores sobre una posible rebaja de la calificación crediticia del país. El crecimiento se frenó en los últimos meses hasta tal punto que el Gobierno ha tenido que presentar nuevas previsiones revisadas a la baja. Del 2% de crecimiento pronosticado para 2011 y un 2,25% para 2012 se pasará a un más modesto 1,75% para ambos ejercicios.

Autor: EV /Reuters/dpa/afp
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda