Nuevo gran golpe contra la mafia siciliana asestan autoridades italianas | Europa | DW | 04.12.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Nuevo gran golpe contra la mafia siciliana asestan autoridades italianas

En un importante golpe, unidades especiales de la policía italiana detuvieron hoy a unos 70 mafiosos. Los detenidos, entre ellos tres mujeres, son acusados, entre otras cosas, de atracos, extorsiones, tráfico de drogas y pertenencia a organización delictiva, informaron medios italianos.

La 'Operation Plutone' es sólo la más reciente de las exitosas acciones contra el crimen organizado en la isla del Mediterráneo. Desde la detención del super-jefe Bernardo Provenzano el año pasado, la Justicia italiana actúa cada vez con mayor dureza contra los clanes sicilianos.

Este lunes un jefe buscado desde hace once años murió en un tiroteo con la policía en las cercanías del pueblo de Gela. Y a principios de noviembre fue detenido tras 25 años fugitivo Salvatore

Lo Piccolo, uno de los delincuentes más buscados del país y presumible nuevo 'jefe de los jefes' de la Cosa Nostra.

Ya un mes antes, los investigadores habían atrapado a Enrico Scalavino, 'rey de las extorsiones'. 'Desmontamos los clanes paso a paso y seguiremos adelante con esta acción con constancia', destacó el ministro del Interior, Giuliano Amato.

Amato agradeció a los carabinieri por la 'brillante operación con la que muchos miembros importantes de la mafia siciliana fueron entregados a la Justicia' y advirtió a la Cosa Nostra: 'Los jefes ya no pueden engañarse: Cazaremos a uno detrás del otro'. Los investigadores están registrando tantos éxitos como hace tiempo no ocurría. Así, la operación de hoy no sólo llevó tras las rejas a Vincenzo Santapaola, hijo del gran jefe detenido en 1993 Benedetto Santapaola, sino también a Antonino Faro, condenado ya a cadena perpetua por asesinato. Fueron incautados armas, cocaína y un libro, en el que se registraba el pago de las extorsiones. Casi parece como si la detención de Provenzano hubiera puesto en marcha algo en el Estado italiano con lo que no contaban ni los investigadores antimafia más optimistas.

La Justicia italiana declaró la guerra definitiva a la mafia. Y las épocas en las que las fuerzas policiales y los políticos locales la toleraban en silencio parecen haber quedado atrás. Leoluca Orlando, famoso investigador de la mafia en Palermo, lo resumió de la siguiente manera: 'La decisión con la que el Estado recupera la fuerza y la credibilidad en la lucha contra el crimen organizado no tiene parangón en la historia de los últimos años'. Agencias