Nuevo Gobierno interino en Bulgaria | Europa | DW | 05.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Nuevo Gobierno interino en Bulgaria

Bulgaria eligió a un Gobierno interino para que lleve las riendas del país hasta que se realicen elecciones en octubre. El presidente, Rosen Plevenliev, nombró a Georgi Bliznashki como primer ministro suplente.

El presidente, Rosen Plevenliev (der.), nombró a Georgi Bliznashki como primer ministro suplente.

El presidente, Rosen Plevenliev (der.), nombró a Georgi Bliznashki como primer ministro suplente.

Bulgaria eligió este martes (5.8.2014) a un Gobierno interino para que lleve las riendas del país –el más pobre de la Unión Europea– hasta que se realicen elecciones en octubre. El presidente, Rosen Plevenliev, nombró a Georgi Bliznashki como primer ministro suplente para poner coto a la profunda crisis política que condujo a la renuncia del Gabinete en julio. Plevenliev anunció que disolvería la legislatura este miércoles (6.8.2014) y pautaría los comicios para el 5 de octubre.

El socialista Bliznashki, de 58 años, es un abogado constitucionalista y exmiembro del Parlamento Europeo. El nuevo Gabinete bajo su mando deberá ocuparse de la deprimida economía nacional y de la corrupción galopante. También se espera que el Gobierno de transición búlgaro asuma una nueva posición de cara al conflicto interno ucraniano y a las tensiones entre Moscú y Occidente; una postura distinta a la del Gobierno prorruso de Plamen Oresharski.

La coalición izquierdista que apuntaló al Gobierno de Oresharski dimitió tras el primer cuarto de su mandato; sus miembros perdieron el apoyo de los diputados búlgaros debido a los pobres resultados obtenidos por el Partido Socialista en las elecciones de mayo para designar a los integrantes del Parlamento Europeo. El presidente Plevenliev, que no comulgaba con las políticas económicas y fiscales del Gobierno de Oresharski, dijo que el estamento interino no buscaría venganza, pero tampoco escondería el estado de la nación.

ERC ( dpa / AP )

Publicidad