Nueve muertos en incursión armada a prisión de México | América Latina | DW | 03.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nueve muertos en incursión armada a prisión de México

Un comando armado logró entrar en el penal de Iguala, al suroeste de Ciudad de México, haciéndose pasar por policías. La incursión dejó nueve muertos y varios heridos.

Nueve personas murieron el viernes (03.01.2014) en un penal del sur de México, entre ellos cinco miembros de un comando armado, que entró en la cárcel, mató a cuatro reclusos y se enfrentó con los funcionarios en la huida. Los hechos ocurrieron en el estado de Guerrero, uno de los más violentos del país. Allí, diversas organizaciones delictivas se disputan territorios para cometer actos ilegales, que incluyen el tráfico de drogas.

Los atacantes llegaron en la madrugada al penal de mediana seguridad de Iguala, unos 190 kilómetros al suroeste de Ciudad de México, y lograron entrar con engaños, haciéndose pasar por policías que iban a dejar a un detenido. El comando, integrado por seis personas con ropa oscura, llegó en una camioneta al estacionamiento del penal y se dirigió a la entrada principal, según informó a la agencia de noticias dpa un portavoz de la Procuraduría de Justicia del estado de Guerrero.

Enfrentamiento a tiros

El policía les permitió el paso y, una vez dentro, los hombres armados se dirigieron a un dormitorio y dispararon contra los cuatro reos. Luego corrieron hacia la salida, tomaron como rehén a un guardia y se enfrentaron a tiros con vigilantes apostados en una torre de vigilancia. Uno de los atacantes y un vigilante resultaron heridos. Policías y soldados rodearon el penal para evitar una fuga masiva de presos. Las autoridades investigan los móviles, entre ellos, si se trató de una venganza entre grupos rivales, y si hubo complicidad de algún funcionario.

México ha vivido en los últimos años diversos motines que derivaron en fugas o muerts de decenas de internos y funcionarios de prisiones, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó en 2013 sobre los grupos delictivos que tratan de hacer valer su fuerza en las prisiones.

MS (dpla/rtrla)

DW recomienda