Nuevas movilizaciones de la oposición nicaragüense | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 18.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Nuevas movilizaciones de la oposición nicaragüense

A un año del inicio de las protestas, según los organizadores hubo al menos 67 detenidos. En paralelo EE. UU. aumentó su presión sobre el gobierno de Daniel Ortega con nuevas sanciones.

Nicaragua Opposition Protest (AFP/Getty Images)

Hace un años se inciarion las protestas en Nicaragua

Opositores nicaragüenses se movilizaron este miércoles (17.04.2019) en Managua para protestar por la represión y detenciones sufridas en el último año, desde el inicio de las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega. La policía sin embargo les impidió marchar y según los organizadores hubo al menos 67 detenciones.

"Libertad para los presos políticos", "democracia sí, dictadura no", "el pueblo unido jamás sera vencido", gritaron los manifestantes en grupos dispersos sobre la ruta donde inicialmente se iba a realizar la marcha "Todos somos abril" para conmemorar el aniversario del estallido de protestas que piden la salida de Ortega.

Los manifestantes, en grupos de entre 100 y 200 personas, quedaron atrapados en varios puntos por antimotines y fuerzas especiales de la policía que mostraban sus fusiles y hacían sonar las sirenas de las patrullas.

La policía había negado la autorización a la marcha alegando que sus organizadores "estuvieron involucrados en graves alteraciones al orden público" en el pasado.

En tanto, mediante un comunicado la Policía Nacional sostuvo "que el día de hoy no hubo ni incidentes ni detenidos en el transcurso de una actividad no autorizada convocada por organismos sin personalidad legal".  En la declaración, divulgada también por el Ejecutivo y dirigida a la comunidad internacional, la Policía afirmó "que ninguna persona ha sido detenida o trasladada a unidades policiales".

Los hechos ocurrieron en la víspera del primer aniversario del estallido social del 18 de abril de 2018, y tres semanas después de que el Gobierno se comprometiera en una mesa de negociación para superar la crisis.

Nuevas sanciones     

Durante la jornada, Estados Unidos anunció nuevas sanciones al Banco Corporativo (BanCorp) de Nicaragua y a Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente Ortega y de la vicepresidenta Rosario Murillo, "quien ha sido preparado como sucesor por el régimen", según informó en Miami el asesor presidencial John Bolton.

"Vamos por los bolsillos de la familia de Ortega, quienes continúan viviendo de la miseria del pueblo nicaragüense", aseguró Bolton.

El Departamento del Tesoro "está sancionando a Laureano Ortega Murillo y BanCorp por sus papeles en la corrupción y el lavado de dinero para beneficio personal del régimen de Ortega", explicó en un comunicado Sigal Mandelker, el subsecretario de Hacienda para el Terrorismo y la Inteligencia Financiera.

La represión a las protestas iniciadas el 18 de abril de 2018 hundió a Nicaragua en una grave crisis política que erosionó la economía, con una contracción del 3,8% del PIB y la pérdida de 294.000 empleos, según el Banco Central.

Ortega, un exguerrillero de 73 años, gobierna desde 2007 y es acusado por la oposición de corrupción y de instaurar una dictadura junto con su esposa.

DG (efe, afp)

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda